promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

22

Feb

2016

UN REFERÉNDUM PARA LAS ATARAZANAS PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 30/1/2016

JUAN RUESGA

NOS parecía mal que estuviera sin uso prácticamente el edificio durante años. No prestamos mucha atención cuando se convocó un concurso para su uso como edificio cultural. Quizás éramos escépticos de que alguna vez se hiciera algo en las Atarazanas. Se resolvió el concurso y con la propuesta ganadora de Guillermo Vázquez Consuegra se redactó un proyecto. Nos parecía mal que el Ayuntamiento pidiera entonces un plan especial como condición previa para dar licencia al proyecto del Caixafórum en las Atarazanas. Nos pareció mal cuando La Caixa dejó el edificio para reubicar el Caixafórum junto a la Torre Pelli. No nos preocupó demasiado si se hacía algo o no en las Atarazanas. Finalmente se organizó un proyecto nuevo inspirado en el ganador del concurso. Después de su tramitación, el Ayuntamiento le concede la licencia de obras. Y ahora, ¿nos parece mal que se lleve a la práctica ese proyecto? Y además ahora se reclama participación y democracia como si el proyecto hubiera surgido de la nada y por sorpresa nos enteráramos de su forma y contenido. 

 



¿Qué pedimos ahora? ¿Que no se haga el proyecto de Vázquez Consuegra? ¿Que lo haga el mismo arquitecto pero con otras directrices? ¿Quién o quiénes deben determinar esas nuevas directrices? ¿El Ayuntamiento? Opiniones autorizadas se oyen, pero en muchas direcciones. Es que el debate es siempre positivo, se dirá. Sí, pero ¿es igual de positivo en cualquier momento del proceso? No importa que ya se haya trabajado mucho, es que se pueden producir daños irreversibles en las Atarazanas, se dice. Y también se dice que es la voluntad de la mayoría de los sevillanos. No lo creo, pero estoy abierto siempre a una votación. Tomar las decisiones según la opinión de la mayoría. Pero sin expertos de una u otra opinión. Lo que digamos los ciudadanos. Democracia directa. Convóquese un referéndum por quien tenga la capacidad legal, por ejemplo, el Ayuntamiento, y pregúntese a los sevillanos. ¿Y qué se pregunta? Ése es el primer problema. Y ya puesta en marcha la convocatoria, aprovechemos y no preguntemos solamente por las Atarazanas. Preguntemos por otras cuestiones de Sevilla. Por ejemplo: ¿Estamos los sevillanos a favor o en contra del dragado del río? ¿A favor o en contra de derribar la Comisaría de la Gavidia? ¿A favor o en contra de que se dedique el Mercado de la Puerta de la Carne a bares? ¿A favor o en contra de que se pongan veladores en todas partes? ¿A favor o en contra de que Altadis se derribe parcialmente y se haga un nuevo edificio de usos comerciales? Y seguimos. ¿Estamos a favor o en contra del mantenimiento de la arquitectura industrial histórica? ¿Estamos a favor o en contra de que se mantenga la Feria de Abril para siempre en los terrenos de Los Remedios? ¿Estamos a favor o en contra de que se cambien los itinerarios de las procesiones? Se está usted pasando, eso no es competencia de los sevillanos, sino de las hermandades y cofradías. Eso creo, que puede que nos estemos pasando.

 
Informacion