promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

08

Ene

2009

La junta ahoga a Lipasam al impedirle replantear un credito de 30 millones PDF Imprimir E-mail
La empresa municipal de limpieza de Sevilla (Lipasam) anunció ayer que ha recurrido la decisión de la Junta de Andalucía de denegar el permiso para pasar de corto a largo plazo una operación de crédito de 30 millones de euros que el ente tiene firmada con varias entidades bancarias. De momento, la Consejería de Hacienda sólo autoriza a Lipasam que realice la operación sobre 14 millones correspondientes a otra deuda diferente y no la de los 30 millones de inversiones ya ejecutadas, pero en su recurso, la empresa municipal va a apelar a la «sensibilidad» de la administración autonómica en la actual coyuntura económica de crisis.
El gerente de Lipasam, Rafael Pineda, explicó a Europa Press que el recurso obedece a que la empresa se considera «perfectamente capacitada» para llevar a cabo la operación, dentro del marco de un plan financiero para la empresa aprobado por el Ayuntamiento.
Una vez que el traspaso de pólizas de créditos de corto a largo plazo por valor de 30 millones fue pedido por Lipasam y denegado por la Consejería de Economía y Hacienda, el Ayuntamiento trabaja, según Pineda, «por la vía política y administrativa» para tratar de resolver la cuestión.
En este sentido, el gerente de Lipasam apeló a la actual política de la Junta de «inyectar dinero en empleo y empresas de corte público» dentro del actual contexto socioeconómico. «No tiene mucho sentido -apunta-que una decisión técnica que no supone coste a la administración no se autorice y, en un momento en el que se trabaja para fomentar el empleo estable, se pueda poner en riesgo el empleo de esta empresa».
La operación, concluyó Pineda, «se ajusta perfectamente a ley y es avalada por los altos funcionarios del Ayuntamiento», por lo que insistió en la que la Junta de Andalucía debe ser «sensible» a este respecto.
No obstante, en las alegaciones presentadas por el interventor del Ayuntamiento, el alto funcionario apunta que parte de la culpa está en el gobierno municipal y en los responsables de Lipasam ya que, dice literalmente, «la fuente utilizada para el pago que en su momento escogió la sociedad mercantil no fue la adecuada».
El plan económico, en peligro
Por su parte, el concejal del Grupo Popular en el Ayuntamiento Joaquín Peña alertó sobre el «peligro» que correría en estos momentos el plan económico y financiero puesto en marcha por Lipasam tras esta denegación, derivada de una resolución de la Dirección General de Relaciones Financieras con las Corporaciones Locales, dependiente de la Consejería de Economía y Hacienda.
Para el concejal popular y consejero de Lipasam «esta es una prueba más de cómo se hacen las cosas en el Ayuntamiento y de cómo la pésima gestión de Monteseirín al frente de las empresas municipales las está llevando a la deriva».
 
Informacion