promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

11

Mar

2016

"ME HUBIERA GUSTADO HACER LA EXCAVACIÓN ARQUEOLÓGICA" PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 26/2/2016

DIEGO J.GENIZ

"Me hubiera gustado hacer la excavación arqueológica". Guillermo Vázquez Consuegra respondía con esta afirmación a los periodistas durante la inauguración de la exposición de su proyecto de rehabilitación de las Atarazanas. Esta muestra, organizada por la Consejería de Cultura, se mantendrá hasta el 8 de abril en la sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla (COAS) -de lunes a viernes de 10:00 a 17:00- y es uno de los requisitos que todos los partidos de la oposición exigieron al gobierno de Juan Espadas antes de que comiencen los trabajos en los antiguos astilleros. El arquitecto recordó que en el proyecto que diseñó en un primer momento para el Caixafórum -que finalmente irá en el edificio anexo a Torre Sevilla- incluyó una cata arqueológica junto a la antigua muralla para mostrar la cota original del siglo XIII. Esta excavación ha sido descartada para el nuevo centro cultural por cuestiones presupuestarias. 

Un millón de euros. Éste es el coste que supone llegar al nivel con el que fue concebido el antiguo astillero sevillano por Alfonso X. Vázquez Consuegra no se va por las ramas cuando se le pregunta por esta excavación que ahora no se contempla para el museo sobre América y Andalucía promovido por La Caixa, entidad concesionaria del edificio, del que es propietaria la Junta. "Me hubiera gustado realizarla", reconoce este arquitecto, quien recuerda que la incluyó en el proyecto primitivo junto a la antigua muralla. "Se trata de un edificio de 12.000 metros cuadrados y el presupuesto es el que hay, por lo que se han de abordar las actuaciones más urgentes", apostilló Vázquez Consuegra. 

No descarta, sin embargo, que la excavación se realice en una segunda fase, pues defiende que este proyecto es "reversible", uno de los requisitos exigidos por la Ley de Patrimonio de Andalucía, junto con el de entender un edificio "como una suma de estratos de valor que hay que conservar". Este condicionante es el que lleva al arquitecto a defender que las Atarazanas mantengan en su totalidad la cota actual, "para lograr su incorporación al ciclo de vida de la ciudad". 

Queda la posibilidad de que ese millón de euros lo aporte la propietaria de las Atarazanas. Sin embargo, la Junta elude cualquier respuesta sobre el asunto. El secretario general de Cultura, Eduardo Tamarit, -presente en el acto de ayer junto al delegado municipal de Cultura, Antonio Muñoz, y el decano del COAS, Ángel Díaz del Río- no se pronunció al respecto. Sólo dejó la puerta abierta a una posible modificación del proyecto, siempre que sea a iniciativa de Vázquez Consuegra y estén de acuerdo el Gobierno andaluz y la entidad financiera que lo promueve. "No podemos decir que éste sea el proyecto definitivo al cien por cien", advirtió Tamarit. 

Sobre el inicio de los trabajos, el secretario general de Cultura tampoco aportó ninguna fecha. Recordó, eso sí, que "se podría empezar hoy mismo", pero debido a la petición del Ayuntamiento para que el proyecto se someta a información pública se cumplirán estos plazos. Esta divulgación contempla también una jornada de debate el jueves 3 de marzo en la biblioteca Infanta Elena. A ella acudirán prestigiosos arquitectos españoles e internacionales y habrá un turno de preguntas sobre el proyecto. 

 

 
Informacion