promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

11

Mar

2016

LA JUNTA,A LA ESPERA DEL PLAN DEL AYUNTAMIENTO PARA LA CASA DE MURILLO PDF Imprimir E-mail

EL MUNDO / 1/3/2016

JOSÉ MARÍA RONDÓN

La Consejería de Cultura pondrá la Casa de Murillo -sede actual del Instituto Andaluz de Flamenco (IAF)- a disposición del Ayuntamiento de Sevilla para conmemorar el cuarto centenario del nacimiento del pintor. Al menos, ésa es la intención del departamento de Rosa Aguilar, quien pretende atender de forma favorable la moción aprobada en el pleno municipal para convertir el inmueble, ubicado en el número 8 de la calle Santa Teresa, en un centro de investigación sobre el artista y su época.

«Soy muy respetuosa con la voluntad expresada por unanimidad por el Ayuntamiento y en la Consejería de Cultura estamos implicados al máximo en el 'año Murillo'», señaló la consejera Rosa Aguilar en conversación con ELMUNDO de Andalucía. «Si el Consistorio cree necesario habilitar allí un espacio dedicado al pintor, lo haríamos». ¿Incluso si obligara a trasladar a otra sede las oficinas del Instituto Andaluz de Flamenco? «Si fuera necesario, se estudiará», añadió.

Por el momento, la Consejería de Cultura pretende aprovechar el tirón del 'año Murillo' para revitalizar el Museo de Bellas Artes, pendiente de una necesaria ampliación desde hace más de una década. En palabras de la consejera de Cultura, la pinacoteca es «el verdadero centro de investigación» sobre el pintor. A este fin pretende contribuir la próxima llegada del lienzo El jubileo de la Porciúncula-hoy en el Museo Walraff-Richartz de Colonia- para su estudio y posterior restauración.

Sobre la Casa de Murillo, la moción del Ayuntamiento -presentada por el PP y aprobada por todas las fuerzas políticas en el último pleno del año pasado- recoge el acuerdo para «integrar en el proyecto 'Murillo 2017', en coordinación con la Junta, los trámites y actuaciones necesarios que conduzcan a la adaptación del inmueble como centro de investigación y estudio de la escuela de Murillo y la Sevilla del Siglo de Oro». Poco ha hecho al respecto el alcaldeJuan Espadas (PSOE), aparte de sumarse en su día a la iniciativa plenaria.

Porque, hasta la fecha, el gobierno municipal socialista ha dejado claro que no tiene entre sus prioridades el 'año Murillo'. Sirva como ejemplo la marginación del proyecto en los presupuestos para 2016 recién aprobados. Acaso la razón que explique este hecho se encuentre en la excesiva politización que arrastra la conmemoración cultural desde que el entonces alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), la presentó públicamente en la precampaña de las últimas elecciones municipales.

De salir adelante la iniciativa para dotar de uso museístico a la Casa de Murillo, ésta recuperaría la función cultural que tuvo hasta el desembarco de las oficinas del Instituto Andaluz de Flamenco y la tienda de la Consejería en junio de 2010. Por entonces, en plena caída de inversiones, el consejero Paulino Plata decidió enterrar un proyecto ya avanzado para abrir allí «un monumento a la memoria de Murillo en Sevilla», tal como recogía el plan de musealización del edificio.

Tanto es así que la Junta de Andalucía invirtió 859.253,98 euros en la reforma arquitectónica de la Casa de Murillo. En este proceso se hallaron dificultades para la musealización completa del inmueble -en concreto, el cerramiento de la cubierta-, por lo que se optó finalmente por la apertura del centro por fases. Incluso, se sacó a concurso la contratación del suministro y montaje de las salas de exposiciones permanentes por valor de 120.000 euros.

El proyecto también se topó entonces con la fría acogida del Ministerio de Cultura -titular del inmueble, como ocurre también con el Bellas Artes-, muy reacio a participar en un nuevo centro museístico, inspirado en otras tantas casas de artistas, como la de Rubens en Amberes o la del Greco en Toledo.

 
Informacion