promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

30

Mar

2016

UN INSPECTOR POR CADA 1.745 VELADORES PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 6/3/2016

DIEGO J. GENIZ

Un inspector por cada 1.745 veladores. Éste es el déficit al que tendrá que poner remedio el equipo de gobierno de Juan Espadas si quiere solucionar el espinoso asunto de las terrazas. Los datos de los inspectores de Urbanismo revelan la escasez de personal competente para atajar los abusos que se cometen a la hora de colocar mesas y sillas en la vía pública, así como los problemas que dicha ocupación genera. Una situación que, de no solucionarse, dejará sólo en un buen propósito la comisión creada al efecto en la Gerencia de Urbanismo, que en su última reunión estableció un protocolo de trabajo para analizar las zonas de mayor concentración de terrazas. 

El control de los veladores pertenece a la unidad de inspección del Servicio de Licencias y Disciplina Urbanística con el que cuenta la Gerencia. Estas funciones se coordinan con la Policía Local y la dirección general de Medio Ambiente a través del Servicio de Protección Ambiental. Esta unidad -según fuentes consultadas por este periódico- dispone de un jefe de servicio, cinco técnicos y ocho inspectores. Éstos últimos son los únicos encargados -junto a los agentes de la Policía Local y los de Medio Ambiente- de sancionar a los establecimientos que incumplen la ordenanza de veladores. 

Si se tiene en cuenta la última estadística del Ayuntamiento, en la ciudad de Sevilla hay 13.960 veladores, por lo que cada inspector ha de hacerse cargo de una media de 1.745 veladores, cifra que resulta a todas luces desproporcionada y que evidencia que el Talón de Aquiles para que la ordenanza de veladores funcione es la falta de inspectores. 

A esta escasez se añade otro problema: ninguno de ellos, según fuentes municipales, realiza inspecciones en horario nocturno. Este periódico ha tenido constancia de que sólo un inspector recibe un complemento de dedicación para trabajar dos tardes a la semana. Unos horarios, por tanto, también insuficientes para controlar una actividad que en esta ciudad -debido a su climatología- adquiere un gran desarrollo a partir de la tarde. 

En este punto conviene recordar que los inspectores que trabajan en el Servicio de Licencias y Disciplina Urbanística, además de vigilar el cumplimiento de la ordenanza de veladores, realizan otras tareas, como el control de las licencias de obras. Además, a ellos es a los que compete detectar cualquier infracción de la normativa sobre terrazas, pues la intervención de la Policía Local y los técnicos de Medio Ambiente en la vía pública está siempre relacionada con motivos de seguridad y ruidos. 

Esta situación es la que ha provocado que en la última reunión de la comisión de veladores se expusiera como una de las medidas a aplicar el refuerzo de las inspecciones en una doble vía. Por un lado, paliar la falta de control por la noche, situación que desde el Ayuntamiento aseguran que se resolverá "de forma inminente". Por otro, una mayor coordinación entre las delegaciones de Seguridad, Medio Ambiente y Urbanismo con el fin de vigilar el máximo número de zonas y franjas horarias. 

Con el fin de conseguir estas mejoras, en octubre de 2015 se constituyó el Observatorio para la Convivencia en el Hábitat Urbano. Este órgano lo coordinan la Delegación de Hábitat Urbano y la de Seguridad y la de Movilidad y Fiestas Mayores. A través de él se intenta solucionar los diversos conflictos que surjan en la vía pública. Sus responsables se reúnen los miércoles. En los encuentros se analizan los problemas detectados en diferentes enclaves y se planifican de forma conjunta las actuaciones. Entre octubre y enero se han llevado a cabo 1.402 inspecciones, que se han resuelto con 960 denuncias por incumplimiento, no sólo de veladores, sino de otros asuntos que afecten a la vía pública. Ello ha conllevavo a la apertura de 513 expedientes, que han acabado con el precinto de 31 establecimientos. 

Por otro lado, desde que comenzó 2015 y hasta la fecha la comisión ejecutiva de la Gerencia ha abierto 193 expedientes a locales para que dejen de instalar sus veladores por incumplimiento. A ellos se suman otros 248 expedientes con multas a establecimientos por cometer alguna infracción en la ordenanza sobre ocupación de la vía pública. Conviene recordar que en 2014 Urbanismo ingresó 870.000 euros por la tasas de veladores.

 
 
 
Informacion