promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

23

Ene

2009

La apertura por fases no es una propuesta, sino una instrucción PDF Imprimir E-mail
Con cierta contundencia, que muestra el malestar reinante con este asunto, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, destacó que el replanteamiento del plan de obras del proyecto Metropol Parasol -desvelado por este periódico la semana pasada- para su apertura por fases «no es una propuesta, sino una instrucción a Sacyr», algo que justificó en que «se han producido una serie de retrasos y la espera era ya insoportable».
Monteseirín recalcó a los periodistas la importancia de «dar a la ciudadanía la posibilidad de disfrutar de una parte del proyecto». No obstante, evitó dar fechas sobre cualquier hito en este emblemático edificio, subrayando que éstas «quedan en manos de los técnicos, que tienen autonomía para ello».
Cuestionado sobre la posibilidad de sancionar a la empresa por los retrasos, el regidor hispalense negó que el Ayuntamiento se lo plantee, ya que la relación entre la adjudicataria Sacyr y la ciudad es «estrecha» y «ni mucho menos es algo que se esté planteando». « Es cierto que una obra es más barata cuando se hace de una vez, y podrían criticarnos por ello, pero lo prefiero así», recordó Monteseirín, que indicó que, con respecto al proyecto que se erige en la Plaza de la Encarnación, el objetivo es «procurar cuanto antes que, siempre con todas las garantías, el ciudadano pueda comenzar a disfrutar de Metropol-Parasol».
El alcalde dijo recientemente haber pedido a la empresa constructora de «las setas» el replanteamiento para que «cuanto antes se pueda abrir el mercado, el museo y pueda disfrutarse del primer parasol». En este sentido, el mercado es el primer hito dentro del proyecto global que el Consistorio pretende abrir.

 

 
Informacion