promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

31

May

2016

EL ALCÁZAR YA TRABAJA EN UN PROYECTO PARA MEJORAR EL ACCESO PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA/ 20 DE MAYO DE 2016

Juan Parejo

Una reforma necesaria. La dirección del Real Alcázar ya trabaja en un proyecto para mejorar y adecentar los accesos a uno de los monumentos más visitados de la ciudad y del país. El objetivo no es otro que acabar con las tediosas, y a veces vergonzantes, colas de turistas ante la Puerta del León que, como informó este periódico el pasado miércoles, tienen que esperar más de una hora para poder acceder al recinto. Esta actuación se remonta a la anterior etapa el monumento. Fue bajo la dirección de Jacinto Pérez Elliot cuando se dio forma a la reforma de la Puerta del León. La actual directora, Isabel Rodríguez, ha continuado con los trámites. El anteproyecto ha pasado ya por la Comisión Provincial de Patrimonio. 

Esta misma semana, los guías oficiales de la ciudad denunciaban en Diario de Sevilla el calvario que padecen los turistas para entrar en el Alcázar, fundamentalmente por confluir las colas de los grupos y la de las personas con entrada comprada a través de internet en un único escáner, con el consiguiente colapso del acceso. Este problema, que causa un daño terrible en la imagen del Alcázar, viene de antiguo y se acrecienta en los meses de mayor afluencia de turistas: abril, mayo, septiembre y octubre. 

Desde la anterior dirección, encabezada por el arquitecto Jacinto Pérez Elliott, se comenzó a trabajar para solucionar un asunto que se identificaba como prioritario: uno de los cinco monumentos más visitados del país no podía tener una entrada tan descontrolada e indigna para su categoría. La dirección del Patronato encargó la ambiciosa y compleja remodelación al arquitecto Francisco Reina, con amplia experiencia en Patrimonio Histórico. El expediente del anteproyecto para remodelar la Puerta del León se firmó en junio de 2015 tras numerosos estudios previos, análisis y visualización de las diferentes posibilidades. 

Para mejorar el acceso se incorporará la conocida como Casa Militar. En el proyecto se recupera el antiguo recinto amurallado como vestíbulo previo al patio de la Montería y la antigua puerta que da a la calle Miguel de Mañara, si bien el acceso se mantendría por la del León. Esta remodelación daría otra dimensión al Alcázar, dignificando el acceso, ya que los turistas aguardarían en el interior. 

El proyecto básico ha sido remitido esta misma semana a la Comisión Provincial de Patrimonio cuyas conclusiones, según ha podido saber este periódico, han sido muy favorables. Tratándose de un monumento tan importante, habría que desarrollar estudios paramentales y arqueológicos de los elementos que se van a intervenir. 

La directora, Isabel Rodríguez, confirmó que el anteproyecto ya ha pasado por la Comisión Provincial de Patrimonio. Se mostró confiada en poder llevarlo a cabo lo antes posible, aunque advirtió de las dificultades que conlleva: "No es fácil. Cualquier intervención en el Alcázar requiere de tiempo. De hacerse también requerirá de las necesarias excavaciones arqueológicas". Rodríguez señaló que la intención de mejorar los accesos es firme, aunque advirtió que la entrada nunca va a estar expedita por los propios condicionantes de seguridad, que además se reforzaría, o por el aforo del recinto, fijado en 750 personas. 

Desde el Alcázar no ponen plazos para acometer la ambiciosa remodelación. Una vez que la Comisión de Patrimonio informe de manera favorable, habrá que elaborar el proyecto, con los consiguientes estudios de volúmenes para ver cómo se integra la Casa Militar en el recinto y las catas. "Lo que se ha presentado aborda más los conceptos de lo que se quiere hacer. Luego habrá que descender al detalle", concluyó la directora. 

 



La remodelación de los accesos al Real Alcázar ya fue fijada como uno de los puntos débiles por los turistas durante unos estudios realizados sobre el terreno por los responsables del Consorcio de Turismo. Los guías oficiales enviaron una carta a la dirección alertando del daño para el turismo y que era necesario acometer una mejora, en la que ya trabaja el Alcázar.

 
Informacion