promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

23

Ene

2009

Una segunda empresa ofrece ya el tranvia sin catenarias que la ciudad no tendrá hasta 2010 PDF Imprimir E-mail
Mientras la capital hispalense tendrá que esperar al menos un año para poder eliminar las catenarias, ya hay en el mercado dos empresas que ofrecen a sus clientes tranvías con un sistema energético que permite eliminar estos antiestéticos postes y permitir que las unidades móviles circulen de forma autónoma.
Primero fue Alstom la que desarrolló un tranvía capaz de circular sin catenarias. Esta empresa puso en marcha allá por el año 2004 en Burdeos una tecnología que suministra la energía a las unidades móviles por el suelo.
Ahora es Bombardier. Esta corporación presente en más de 60 países, con sede global en Canada y división de transportes en Berlín, presentó ayer su tranvía sin catenaria y completamente autónomo en su planta de Bautzen, en Alemania. Se trata de una tecnología que no necesita un tercer carril, como Alstom, ni sistemas de techo alto, sino que se basa en el principio de energía inductiva, que se utiliza ya en plantas de automóviles. Los componentes de potencia eléctrica están ocultos bajo el vehículo y bajo las vías, de forma que cuando conectan generan energía que se transmite al vehículo y le permite moverse a una velocidad de hasta cuarenta kilómetros por hora. El sistema se complementa con la implantación de unos condensadores que llevan en pruebas desde 2003 en Mannheim (Alemania) y que, además de almacenar la energía liberada cada vez que un vehículo frena, permite un ahorro de energía de hasta el 30%. Al ser un sistema de propulsión eléctrica también genera menor nivel de ruido y es menos contaminante.
Una de las ventajas de este nuevo sistema de Bombardier es que se puede implantar en cualquier tipo de tranvía y, sobre todo, que ya está disponible para la ciudad que lo solicite, aunque los tiempos de entrega de las unidades dependerá de cada caso. Mientras tanto, Sevilla tendrá que esperar al menos un año a que esté disponible el sistema ideado por Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), empresa elegida por el Ayuntamiento para instalar el nuevo sistema de tranvías.
CAF recibió el contrato del tranvía de Sevilla pese a no disponer de dicha tecnología, que se comprometió a tener ultimada en primavera de 2008, fecha en que se debían desmontar las catenarias. Pero los trabajos se han retrasado y el Departamento de Investigación y Desarrollo (I+D) de la planta de Zaragoza de CAF sólo ha podido presentar —el pasado martes— un prototipo de sistema de almacenamiento de energía que permite la circulación del tranvía sin la necesidad de que exista un tendido eléctrico de alimentación o catenaria, el llamado «Acumulador de Carga Rápida». El prototipo, desarrollado por dicho departamento de CAF con la colaboración de la Universidad de Zaragoza y el Instituto Tecnológico de Aragón (ITA), sustituye la alimentación del tendido eléctrico por una catenaria rígida que se instalará en las diferentes paradas y que permitirá la carga de un acumulador que dota al tranvía de autonomía suficiente hasta la siguiente parada, de momento unos doscientos metros, la mitad de los 400 que tiene la Avenida.
El proceso de carga del ACR se realiza en unos 25 segundos. Aunque se han terminado con éxito pruebas de banco y de fábrica de este prototipo en uno de los tranvías de Sevilla, se continúa aún con las pruebas «en vía», fase que CAF espera finalizar en marzo. Cuando terminen estas pruebas se acometerán las de validación ante el cliente en un centro de pruebas ubicado en Málaga, por lo que la previsión de CAF es que en marzo de 2010 el tranvía Metrocentro incorpore ese sistema en sus cinco vehículos.
Así las cosas, las prisas por implantar el tranvía y la decisión del Ayuntamiento de optar por CAF—empresa cuya sede social está en el País Vasco pero que tiene una fábrica en Linares (Jaén)— pero que no tenía desarrollado aún un sistema para circular sin catenarias, puede retrasar aún más tiempo la posibilidad de que esos trenes pasen por la Avenida sin cables que lo alimenten.
Cuando se anunció la implantación del tranvía se dijo que éste circularía de forma autónoma, sin esos antiestéticos postes, por la Avenida, para la primavera de 2008 primero y luego para septiembre del pasado año. Cuando esas dos fechas se cumplieron sin que los tranvías pudieran circular sin catenarias — y tras una inversión extra para sustituir los antiestéticos postes por unas farolas, más largas, pero más adecuadas al entorno—, el Ayuntamiento ha tenido incluso que prorrogar el contrato de alquiler de las unidades móviles a CAF. Hasta ahora, el tranvía funciona con unidades móviles que la citada empresa ya había entregado a Metro de Sevilla.
 
Informacion