promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

05

Feb

2009

Sevilla rendirá homenaje al Soria 9 PDF Imprimir E-mail
Trece años después de decirle adiós a Sevilla para pervivir, casi de milagro, en Fuerteventura, el Regimiento Soria 9 volverá a la memoria colectiva de la capital hispalense gracias a los actos que el Ejército prepara para conmemorar el quinientos aniversario de una de las unidades militares más veteranas y de mayor raigambre histórica que aún existen.
Será a finales del próximo mes de marzo cuando el Soria 9 celebre una efeméride única, que tendrá reflejo asimismo en la ciudad que le da nombre y en la isla canaria de Fuerteventura, a la que llegó el 1 de enero de 1996, tras haber quedado formalmente disuelto en Sevilla el 19 de diciembre de 1995, en virtud de la reforma del Ejército denominada Plan Norte, cuyos efectos se llevaron por delante buena parte de la vocación militar sevillana con la desaparición, también, de los regimientos Sagunto 7, Raca 14 e Ingenieros número 2.
La desaparición de los cuatro regimientos en el plazo de pocos días supuso un antes y un después en la tradición militar de Sevilla y en su irrenunciable maridaje con el Ejército, del que aún se siguen produciendo entrañables muestras de acercamiento en las grandes celebraciones sevillanas.
Pese a toda la tradición acumulada a lo largo de varios siglos por parte del Sagunto, el Raca o Ingenieros -al que la ciudad le debe multitud de actuaciones en las sucesivas catástrofes padecidas, especialmente las riadas-, no sería si no el Regimiento Soria 9 el que, de una manera singular, acabaría calando en el alma de Sevilla. Y lo haría, precisamente, a través de la Semana Santa y el acompañamiento musical de muchas de sus cofradías.
Una relación que hay que buscar casi en el momento en que el regimiento llegó a Sevilla y que se consolidó espectacularmente a partir de los años 70 del pasado siglo y con la posterior llegada del entonces capitán Abel Moreno, cuya labor al frente de la Música del regimiento multiplicó exponencialmente el nombre del Soria 9 más allá del ámbito de Sevilla y su provincia.
Fruto de esa íntima relación fue el reconocimiento público que Sevilla rindió al Soria 9 en diciembre de 1992.
Fue el día de la Inmaculada, patrona de la Infantería, cuando el entonces alcalde Alejandro Rojas-Marcos impuso a la Bandera coronera del regimiento una corbata con las armas de la ciudad bordadas sobre el color carmesí del escudo de Sevilla.
En palabras del regidor, aquella ceremonia reconocía al Soria 9 haber sido parte de la vida cotidiana de Sevilla, además de reforzar la relación entre el pueblo y el Ejército.
La historia del Soria 9 en Sevilla comenzó a ser escrita en 1876, poco después de haber participado en la segunda guerra carlista y en la batalla de Treviño. No será sin embargo hasta 1898 cuando definitivamente quede el Soria de guarnición en Sevilla, tras haber participado su primer batallón en la Guerra de Cuba.
Su primera sede sería el desaparecido convento de San Hermenegildo, del que aún se conserva la iglesia del mismo nombre, en la plaza de la Concordia.
La reordenación urbanística de la que salieron las plazas de la Gavidia y de la Concordia determinó el traslado del Soria 9 hasta la «calle Oriente», donde se estableció el cuartel de San Fernando, en cuyo solar se levantarían, tras la marcha del Soria, las actuales cocheras de la empresa municipal de transportes Tussam.
El 19 de diciembre de 1995, el Ministerio de Defensa consumaba en Sevilla las directrices del Plan Norte en lo que al Soria 9 concernía. Ese día, martes, bajo una climatología infame que obligó a celebrar la ceremonia en una de las antiguas cocheras, se procedía a la despedida oficial del Regimiento Soria 9, que abandonaba la ciudad de Sevilla para establecerse en la isla de Fuerteventura.Una decisión que llegó «in extremis» después de una modificación de los planes primitivos del Plan Norte, que inicialmente determinaba la supresión del que era el regimiento más antiguo de España y probablemente de Europa.
Para ello fue preciso que un regimiento de Infantería de nueva creación recogiera el historial del Soria 9, que formalmente quedó establecido en la ciudad de Puerto del Rosario el día 1 de enero de 1996.
El Tercio de Nápoles
La historia del Regimiento de Infantería Soria número 9 arranca de 1509, año en que el rey Fernando V envía a Italia 5.000 hombres para defender los estados de Nápoles y auxiliar al Papa contra los franceses.
Cuatro años más tarde, esa tropa adopta la denominación de Tercio de Nápoles, nombre que mantendría hasta 1590, año en que es disuelto por una indisciplina y resurge como Tercio Departamental de Bravante, denominación a la que añadiría el sobrenombre de «Tercio de la Sangre» o «El Sangriento» como consecuencia de la batalla de Rocroy, librada en 1643.
En 1715 utilizó por primera vez el nombre de la ciudad de Soria aunque con el número 3, a los que seguirían el 8, en 1718 y más tarde el 9, en 1741. En 1769 volvería a ser Soria 8, denominación tras la que llegaría las de Infantería Ausona 8 (1811), Ausona 11 (1815), Batallón de Infantería 21 y 22 (1823), Regimiento de Infantería Extremadura 8 (1824), Soria 8 (1828), de nuevo Soria 9 (1834), Infantería 9 (1931), Granada 9 (1935), Granada 6 (1936), Infantería 6 (1939) y finalmente Soria 9, con distintas variantes desde 1944.
 
Informacion