promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

30

Jun

2016

QUITEN ESAS FOTOS PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 24/6/2016

ANTONIO BURGOS

Era un liberal. Fue el primer director que tuve en esta Casa, donde entré como alumno en prácticas de la Escuela Oficial de Periodismo (becario, se diría ahora), por recomendación de don José Acedo Castilla, presidente del muy monárquico Círculo Balmes. Aquel mi primer director de ABC se llamaba don Joaquín Carlos López Lozano. Como mi recomendante, era académico de Buenas Letras. Y era o había sido muchas cosas más, aparte de director de ABC: presidente de la Diputación, del Ateneo y de la Junta del Puerto. Fue muy influyente en Sevilla. Pero, sobre todo, un liberal. Fue quien me mandó a hacerle una entrevista en el Alfonso XIII a don José Yanguas Messía, último ministro vivo del Rey que daba nombre al hotel. Y un 1º de Mayo (entonces disfrazado como Fiesta de San José Obrero) me mandó al Cine Emperador, a hacer la información de un acto de la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica), encargándome de que destacara el discurso de un muchacho de la Hispano Aviación que ya apuntaba maneras en el sindicalismo y que se llamaba Eduardo Saborido.

Y este gran liberal, al que durante la II Guerra Mundial le había leído media Sevilla en "El Correo" sus comentarios aliadófilos sobre el curso del conflicto, firmados como "Roberto de Arenzaga", cuando en la Redacción hacía el gran José Antonio Blázquez alguna broma sobre asuntos de la Piompa, cortaba las risas de todos muy solemnemente, proclamando:

-- Señores, cada cual es empresario de su culo y puede organizar en él los espectáculos que tenga por conveniente.

Me he acordado de López Lozano cuando he visto en la Avenida a los padres con niños, escandalizados porque, ante las fotos de los paneles colocados por el Ayuntamiento del aparentemente moderado Juan Espadas, las criaturas les preguntan:

-- Papá, ¿por qué están besándose en la boca esos dos marineros?

Sé lo que les pide el cuerpo a muchos padres. Decirles a los niños:

-- Por eso mismo, hijo, porque son unos pedazos de mari...neros.

Pero no lo dice nadie, porque entonces lo denuncian como si fuera Cañizares. Hay un "cordón sanitario" contra la moral, las buenas costumbres, la ética, la familia tradicional y la Iglesia, donde toda provocación tiene su asiento : Si te opones, ya se sabe: eres un facha. Aquí lo progresista es poner en plena Avenida la repugnante foto de un señor enseñando literalmente el culo y dando el espectáculo. En lo que vuelvo a López Lozano. Ante el escándalo de esas fotos cochinas de la Avenida, seguramente Lozano diría:

-- Cada cual es empresario de su culo y puede organizar en él los espectáculos que tenga por conveniente. Ojo, señores, "en él", pero no "con él" y en plena Avenida, ante tanta gente, que puede pensar de otra forma acerca de los aprovechamientos y usos de la retambufa que tiene una minoría. Eso choca y rechina a una mayoría que merece, cuanto menos, tanto respeto como ellos.

¡Y menos mal que ya fue el Corpus! ¿Se imaginan la Custodia pasando por la Avenida entre esas fotos del llamado Orgullo? Espero que este alcalde que pasa por moderado, aunque puesto en el sillón por los radicales del Pacto de Perdedores, quite cuanto antes esas fotos. No por homofobia, líbrenos Dios, sino por un elemental buen gusto. ¿No exigen ellos respeto para sus modos de entender el amor? Con estas líneas se lo concedo y rubrico a estos señores, que están en su derecho de actuar en privado como les salga del alma. Pero su libertad debe acaba donde empieza la de los demás: en la Avenida. Justo en la difícil frontera de la decencia y del buen gusto. Dos razones de peso por las que espero que el alcalde Espadas mande retirar imediatamente de la Avenida esas escandalosas fotos cochinas. No que las queme, no. Que se las lleven a la Alameda, que allí estarán en todo lo suyo.

 
Informacion