promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

15

Jul

2016

TUSSAM PROBARÁ EN 2017 UN BIODIÉSEL GENERADO CON ACEITE USADO DE FRITURA PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 12/7/2016

A.S. AMENEIRO

Con el lema Este autobús funciona con el mismo combustible que este pescado frito, a primeros del año que viene, entre enero o febrero de 2017, la empresa Tussam va a probar en uno de sus vehículos cómo funciona un biodiésel vegetal que la Facultad de Química de la Universidad de Sevilla ha logrado extraer a partir de los aceites usados de fritura. Será la fase de ensayo del proyecto europeo Life Biosevilla -de 1,5 millones de euros- en el que participa la empresa de transportes urbanos con el objetivo de comprobar la eficacia de este nuevo biocombustible de más calidad y comprobar los efectos de reducción de gases contaminantes a la atmósfera. 

En septiembre 2017 finaliza el proyecto europeo que comenzó en octubre de 2014, por lo que antes de esa fecha debe haber conclusiones de cómo funciona este biocombustible. Ya hay capitales españolas interesadas en su uso, como Santiago de Compostela. Los resultados de este ensayo se conocerán antes de septiembre de 2017, cuando concluye el proyecto europeo, y Tussam no descarta apostar por este biodiésel si los beneficios son evidentes, al igual que quiere probar los vehículos híbridos, pues la mitad de su flota ya será de gas natural en 2017. 

El gerente de la empresa municipal, Francisco Arteaga, explicó ayer que se elegirá un autobús de una línea determinada para efectuar el ensayo real durante 12 días, si bien previamente se ensayará en un banco de pruebas de motor. Sin viajeros en un principio, circulará con los mismos tiempos de parada y de viaje para tener datos reales para la prueba. 

La presidenta de Tussam, Carmen Castreño, destacó el compromiso del gobierno municipal con la mejora sistemática del medioambiente y los proyectos de I+D+i (investigación, desarrollo e innovación). 

¿Y cómo se convierte el aceite usado de fritura en biodiésel? Javier Alés, de la facultad de Químicas, explicó que los triglicéridos (componente mayoritario del aceite frito usado) se transforman en metil éster (molécula del biodiésel) con un reactor de flujo oscilatorio. Y que la primera innovación de este proyecto no es lograr biodiésel del aceite usado, algo que no es nuevo, sino usar un reactor de flujo oscilatorio que logra más cantidad de aceite transformado en biodiésel y en la mitad el tiempo que otros métodos. La segunda innovación es que la gran cantidad de glicerina (desecho) que se produce en el proceso se purifica para lograr bioaditivos oxigenados que mejoran el rendimiento en los motores, al aumentar el poder calorífico del combustible y así se equipara al diésel convencional. Sin los aditivos oxigenados el diésel vegetal tiene un rendimiento un 10% inferior al diésel convencional. En definitiva, se produce un nuevo biocombustible más competitivo y eficiente. 



El Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables (Ctaer) coordina este proyecto. Valeriano Ruz Hernández, su director general, señaló ayer quesi hace décadas parecía muy lejos el gas natural en los autobuses, hoy ya es una realidad y ha sido un avance medioambiental muy importante . Respecto al biodiésel extraído de los aceites de fritura, este doctor en Física y catedrático de Termodinámica de la Universidad de Sevilla, admitió que este paso es vital para romper con la dependencia energética de Europa y de España, que paga 60.000 millones de euros por combustibles fósiles, aunque "estamos al principio de un proceso". Ruz abundó en que la Facultad de Química de la Universidad Sevilla ha desarrollado el proceso en el laboratorio y ahora se trata de dar el paso industrial. Y citó la importancia de transformar en combustible un desecho "problemático", que muchos tiran a las alcantarillas y atrae a ratas y cucarachas, "en algo útil, tiene mucho valor". Según sus datos, en la ciudad de Sevilla se produce un millón de litros de aceite usado, lo que daría para generar biodiésel para abastecer a todos los coches de la ciudad en el futuro. 

Respecto a las energías renovables, el experto dijo que "Sevilla ahora mismo es la provincia de España y del mundo con más energía solar, y tiene que ser la capital solar y renovable del mundo", como le ha sugerido al alcalde, Juan Espadas. 

Ruz respondió a la prensa que la clave del éxito de este biocombustible estará en que sea económicamente rentable, un dato que se desconoce por el momento a escala industrial. Sobre este punto, la presidenta de Tussam añadió que una parte destacada de esta rentabilidad implica mejorar la recogida doméstica de aceite usado, ya que el de bares y establecimientos ya se recoge. Carmen Castreño habló de las ventajas de este "proyecto de economía circular: un desecho como el aceite de fritura de restaurantes y hogares muy contaminante cuando se vierte a la red de saneamiento". 



Otros socios de este proyecto europeo Life Biosevilla, aparte del Ctaer y de la Universidad de Sevilla, son el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), del Ministerio; el centro tecnológico privado y sin ánimo de lucro, en Boecillo Valladolid (Cartif ), y Camposur Investigaa (empresa dedicada a la investigación tecnológica aplicada a la generación de energía mediante valorización de residuos).

 
 
Informacion