promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

09

Feb

2009

El Plan Epecial del real Alcázar prevé una nueva entrada al recinto PDF Imprimir E-mail
El Real Alcázar podría tener un nuevo acceso, en la zona próxima a la guardería de los Jardines de Murillo, si el nuevo plan especial de protección que lleva su nombre y que afecta al monumento y a 90 edificios más, es aprobado. El documento fue presentado ayer al alcalde de Sevilla por el alcaide del Real Alcázar, Antonio Rodríguez Galindo, el director del monumento, Antonio Balón, el arqueólogo Miguel Ángel Tabales y los arquitectos Rafael Bermudo y Vicente Llanos, y será remitido ahora a la Gerencia de Urbanismo para iniciar los trámites para su aprobación. Esos trámites, según destacó Rodríguez Galindo, incluirán una exposición pública del documento para facilitar su conocimiento y con ello la presentación de alegaciones. Se espera que el plan se apruebe de forma definitiva en el plazo de un año.
El documento en sí tiene como finalidad proteger aún más tanto al propio monumento como a su entorno. De hecho, el plan especial afecta a una zona que va desde la calle San Fernando a los jardines de Murillo y Catalina de Ribera y en los edificios «pegados» al monumento de la plaza Doña Elvira, calle Judería, San Gregorio y Mariana Pineda. Eso incluye noventa edificios, entre ellos las casas del Patio de Bandera, de las que el Ayuntamiento ha reclamado la cesión de algunas de ellas a Patrimonio del Estado, y también de la calle San Fernando. Aunque durante la campaña electoral, el alcalde anunció la expropiación de algunas de éstas últimas para crear un nuevo acceso al Real Alcázar ayer el responsable del monumento dijo que no está prevista.
El plan presta especial atención al patrimonio arqueológico. Eso supone, explicó el arqueólogo Miguel Ángel Tabales, que los edificios incluidos dentro del plan tendrán que adoptar las lógicas cautelas a la hora de desarrollar obras en los mismos y que estos trabajos deberán someterse a los términos de protección determinados. Además, y por lo que respecta al conjunto del Real Alcázar, están previstas varias actuaciones arqueológicas que permitan conocer la evolución histórica de esta zona de la ciudad, donde hay datos que apuntan a que en ella pueden encontrarse vestigios de los primeros asentamientos humanos así como restos romanos de importancia.
Tabales señaló que además de las catas arqueológicas en el Patio de Bandera, está previsto realizar otras bajo el patio del Crucero y en los jardines y junto a la guardería, área en la que se prevé abrir uno de los nuevos accesos al Real Alcázar.

 
Informacion