promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

06

Oct

2016

EL AYUNTAMIENTO Y PUERTO NO SABE QUÉ HACER CON EL PUENTE DE HIERRO PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 18/8/2016

M.D.ALVARADO

El puente de Alfonso XIII, popularmente conocido como Puente de Hierro, lleva abandonado más de veinte años. Aunque en 1992 dejó de tener uso permaneció en su ubicación original hasta 1998 cuando se trasladó al muelle de las Delicias para, en principio, integrarse en su proyecto de reurbanización. Aquella iniciativa fracasó, al igual que la ideada para usarlo como pasarela entre San Jerónimo y el Alamillo y en 2003 se trasladó a unos terrenos portuarios al final de la avenida de Las Razas, frente al Batán, donde permanece.

Allí ha sufrido no sólo el deterioro del tiempo, sino el robo de algunas de sus piezas; robos que han obligado al puerto a cegar el camino de acceso para evitar que entrasen vehículos que pudieran arramplar con más.

La situación de abandono de este puente ha sido objeto de polémica recurrente durante años. Ahora parece que hay cierto interés por parte tanto del Puerto como del Ayuntamiento en darle utilidad. El presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Gracia, destacó recientemente a ABC que el puerto ha formado un grupo de trabajo con el Ayuntamiento para abordar la cuestión. No obstante, ayer el concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento Javier Moraga reclamó al Gobierno municipal la constitución de la comisión para definir el futuro del Puente de Hierro, según lo aprobado en su día por el Pleno.

 

Según Moragas, la Autoridad Portuaria se puso a disposición del Ayuntamiento pero, frente a lo afirmado por el presidente del puerto, el concejal de Ciudadanos asegura que «el gobierno aún no haya mostrado el más mínimo interés por el asunto». En la carta, el Puerto habría pedido, señala Moraga, «el auxilio de los cuerpos y fuerzas de seguridad dependientes del Ayuntamiento, a fin de que se incrementen la vigilancia y las actuaciones en su ámbito».

Para Gracia aún no está claro si se va a mantener en esa ubicación o no, pero la idea es conseguir el «disfrute público del puente y del espacio donde esté ubicado». Tanto si se mantiene en su ubicación actual como si no, habría que rehabilitarlo y «hacer de él un elemento atractivo que combine con la actividad portuaria, sea comercial o complementaria».

De momento, no se descarta siquiera que alguna entidad se interese por él y esté dispuesta a contribuir a la recuperación del puente, una tarea para la que «puede haber financiación privada siempre que obtenga beneficios por otro lado, porque la infraestructura no es explotable desde el punto de vista comercial».

 
Informacion