promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

20

Oct

2016

EL AYUNTAMIENTO SOLICITA A LA JUNTA QUE DECLARE BIC AL CINE CERVANTES Y LA ANTIGUA SALA X PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 2/10/2016

R.S

El Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado por unanimidad en su última sesión plenaria, reclamar a la Consejería de Cultura que el céntrico cine Cervantes y la antigua sala X de la calle Trajano, también en pleno casco histórico, sean declarados como Bien de Interés Cultural (BIC). 

Se trata de una propuesta promovida por Participa Sevilla, que en una moción expone que el actual cine Cervantes y la antigua sala X de la calle Trajano, con fachada también a la calle Amor de Dios, "son dos espacios que por su interés histórico, artístico, etnográfico y social, deben formar parte del catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz". 

El edificio del cine Cervantes, diseñado por el arquitecto Juan Talavera y de la Vega, remonta su historia a 1873, cuando la sala fue inaugurada con la interpretación de Pedro Delgado como protagonista de El último día. "En su larga trayectoria, este cine ha sido un exponente fundamental de la cultura sevillana. En su programación han tenido cabida el teatro, la lírica, numerosos conciertos, además de la proyección de cine", rememora la moción. 

En cuanto al antiguo cine X de la calle Trajano, cuyo edificio fue diseñado por el célebre arquitecto Aníbal González, la propuesta aprobada recuerda que el inmueble ha jugado diferentes papeles en "el discurrir sevillano", al haber funcionado como la antigua sala de variedades Lido, como teatro e incluso como cárcel. "Fue la primera sala de arte y ensayo de Sevilla, inaugurando esta modalidad con la proyección de la película Repulsión de Roman Polansky. Gracias a esta sala se contribuyó a enriquecer la cultura cinematográfica de la ciudad", defiende la moción, que reclama que ambos espacios sean declarados bien de interés cultural "a la mayor celeridad posible". 


En su momento entró en vigor la modificación puntual del planeamiento urbano promovida por el PP para cumplir tres sentencias del Supremo, que anularon la calificación de SIPS que regía en el PGOU de 2006 para los cines Alameda, Avenida y Cervantes.

 
Informacion