promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

26

Oct

2016

JUEGO DE TRONOS, Y DE NUMEROS EN LAS ATARAZANAS PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 3/10/2016

JOSÉ GARCÍA TAPIAL Y FERNANDO MENDOZA

NOS ha llamado la atención el silencio municipal que ha rodeado la segunda visita de la productora HBO a Sevilla para rodar escenas de la serie Juego de Tronos, sobre todo si se compara con sus triunfalistas manifestaciones cuando lo hicieron por primera vez en el Alcázar. Parece que ha molestado a nuestros munícipes que se haya escogido, en esta ocasión las Atarazanas, como escenario de la popular y premiadísima serie. Rodaje que, evidentemente, va a retrasar el inicio de las obras que, por lo que se ve y se oye, son los más interesados, por no decir los únicos, en acometer lo más pronto posible. Si las obras hubieran empezado hace meses, como se empeñaba el Ayuntamiento, el rodaje de Juego de Tronos no hubiera sido factible. 

Simultáneamente a este ruidoso silencio nos ha llamado también la atención la aparición, casi simultánea, de una ¿noticia? que hace referencia a dos informes municipales distintos pero dirigidos en el mismo sentido: afirmar que el proyecto con licencia de obra concedida reduce la edificabilidad respecto al estado actual del edificio. Lo curioso es que el primero de ellos es de marzo y el segundo de mayo. ¿Por qué salen ahora a los medios cuando nadie los ha reclamado? 

Pero ya que han sacado el tema de la presumible ampliación de superficies entremos a reconsiderar unas cifras para que nadie más vuelva a establecer su municipal Juego de Números. 

El informe de la Gerencia de Urbanismo de marzo sostenía que la superficie actual del edificio es de 13.690,72 m2, mientras que la del proyecto era sólo de 13.208,51 m2. Según esto, se reducía la superficie actual en 482,21 m2 y por lo tanto el proyecto era legal. 

Por parte de Adepa se argumentó que se habían cometido varios errores en la medición: primero, contabilizar como superficie construida actual la de un patio descubierto, en contra de lo establecido en el PGOU, y segundo, que no se había computado, en el estado de proyecto, ni la nueva terraza de la cafetería ni, tampoco, la superficie de unas buhardillas actualmente existentes. 

Aceptando la primera de las alegaciones, la Gerencia admitió el error y no contabilizó el patio en su nuevo informe de mayo, con lo que la supuesta reducción de superficie se rebajó hasta sólo 15 m2, pretendiendo demostrar, por los pelos, la inexistencia de ampliación, lo que hubiera supuesto la invalidez de la licencia de obra. Este informe incompleto es el que ahora se difunde. Pero la Gerencia se vuelve a equivocar en sus cálculos. 

En efecto. Afirma, sobre la nueva terraza de la cafetería, que "La terraza sobre la nave 1 de 362 m2 no se computa puesto que es la cubierta del edificio, una cubierta pisable pero sin techo de ningún tipo, no considerándose superficie edificada". Afirmación doblemente equivocada con la que la Gerencia demuestra no conocer ni el edificio ni el proyecto. 

No conoce el edificio porque su cubierta en esa zona no puede ser transitable en absoluto, ya que está formada por la superficie alabeada del trasdós de las bóvedas históricas, como se puede apreciar en cualquier fotografía. Y tampoco parece conocer el proyecto porque en muchos de sus planos, en especial en los de secciones, aparece claramente la nueva estructura metálica en voladizo que se proyecta por encima de estas bóvedas para construir una nueva terraza. Nueva superficie construida de 362 m2 , según la Gerencia, y que hay que contabilizar al 50% según las Normas del PGOU. Esto supone una ampliación de 181 m2 sobre la superficie del proyecto. Solamente con la corrección de este error pasaremos de los 15 m2 de reducción, a 166 m2 de ampliación, lo que exigiría la redacción previa de un Plan Especial, como establece el PGOU, y que, al no haberse realizado, supone la nulidad de la licencia concedida. 

Pero no acaban aquí los errores de los informes municipales. Al aceptar, en el informe de mayo, la alegación de Adepa referente a que no se había contabilizado la superficie de unas buhardillas, rectifica y las computa pero, al mismo tiempo, elimina del cómputo de superficies del proyecto una buhardilla de 1.112,66 m2 en aplicación del PGOU. Cierto es que el Plan General permite esta reducción, pero, en ese caso, esta reducción hay que aplicarla también a la superficie de estado actual. Lo que, en un auténtico Juego de Números, el informe municipal no hace. El resultado es que, entre errores, desconocimientos y manipulaciones, se está ocultando una ampliación de la superficie actual de 1.278,66 metros cuadrados, la licencia de obra es nula de pleno derecho y hay que volver a empezar el proceso urbanístico redactando un Plan Especial con carácter previo a otro proyecto. 

Estos errores de contabilización ¿son casuales o interesados? ¿Conviene echar una tupida nube de tinta en un proyecto cuestionado por todas las instituciones nacionales e internacionales para no dar su brazo a torcer? ¿Son estas manipulaciones admisibles en una sociedad democrática? Jugando con los números no se resuelve el problema. La matemática es todavía, por fortuna, una ciencia exacta. 


Todo parece indicar que el Ayuntamiento de Sevilla no está dispuesto a admitir su error, haber concedido licencia de obras sin haber analizado mínimamente el proyecto, lo que significaría su anulación. Suponemos que el suculento presupuesto del proyecto, casi catorce millones de euros, hace difícil la rectificación, dado además que la obra ya está concedida a una constructora (¿?). Al igual que la torre Pelli, los centros comerciales de la periferia y otros grandes artefactos, el beneficio está en su construcción, quedando luego su explotación al azar. ¿Tiene Cajasol presupuestos suficientes para mantener y utilizar este carísimo centro? ¿Tiene esta Junta de Andalucía, custodia del monumento, la intención de poner en marcha este proyecto ilegal, sabiendo que contradice totalmente su política de restauración de monumentos aplicada durante toda su trayectoria y que supondría un auténtico escándalo, tanto nacional como internacional?

 
Informacion