promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

14

Nov

2016

LA OPOSICIÓN ABORTA LA COMPRA PARCIAL DE LA SEDE DE LA JUNTO EN LA PLAZA NUEVA PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 9/11/2016

DIEGO.J. GENIZ

Gobernar en minoría tiene sus riesgos, especialmente cuando se trata de ejecutar operaciones inmobiliarias que conllevan una modificación presupuestaria. Juan Espadas comprobó ayer cómo los socios que le auparon al sillón de alcalde se negaron a apoyarlo en las adquisiciones de dos edificios -una parcial y otra completa- con el fin de centralizar servicios municipales y fijar una sede para la colección de Mariano Bellver. La primera operación, que suponía la compra por seis millones de euros del 35% del edificio que posee la Junta de Andalucía en la Plaza Nueva (sede de la Consejería de Gobernación) quedó abortada por todos los partidos de la oposición, mientras que la segunda -que consiste en la adquisición completa por 4,5 millones de la antigua sede de la Fundación Lara, en la calle Fabiola- logró salvarse gracias a la abstención del PP, pues sólo obtuvo el apoyo de los ediles de Ciudadanos.

El Pleno extraordinario convocado ayer para debatir ambas operaciones vino acompañado de un intenso debate político en el que fueron especialmente duras las críticas de Participa e IU contra la política presupuestaria de Espadas. El término "decepción" y "engaño" fueron los más empleados por los portavoces de ambas formaciones, Susana Serrano y Daniel González Rojas, respectivamente. La primera criticó que "las políticas del PSOE no están con las prioridades de la gente", mientras que González Rojas acusó al alcalde de anteponer los intereses de la Junta a los de la ciudad: "¿Usted piensa en los intereses de los sevillanos o en quitarle un marrón a la señora Díaz?".

Espadas resumió las intervenciones de ambos portavoces en una frase: "Bravatas sobre demagogia". Lamentó la falta de apoyo del PP, una situación que justificó por "la ausencia de liderazgo" de este grupo municipal tras el nombramiento de Zoido como nuevo ministro del Interior. El portavoz adjunto del PP, Gregorio Serrano, había calificado minutos antes la operación como "prioridad impostada".

Tampoco recibió en este punto el apoyo de Ciudadanos, cuyo portavoz, Javier Millán, no consideró "oportuna ni prioritaria" la modificación presupuestaria para adquirir el 35% del inmueble de la Plaza Nueva. Millán planteó el cambio informático del Ayuntamiento "que funciona a pedales" antes que centralizar los servicios municipales en el inmueble propiedad de la Junta.

Más suerte corrió el gobierno local con la propuesta de compra de la que fuera antigua sede de la Fundación Lara, donde la Delegación de Hacienda ocupa actualmente 1.500 metros cuadrados. En este punto sólo contó con el voto a favor de los concejales de Ciudadanos, por lo que fue imprescindible la abstención de los populares para que saliera adelante.

Pese a este logro, los reproches entre el gobierno y la oposición fueron continuos. El portavoz adjunto del PP cuestionó el cambio de ubicación de la colección Bellver, cuando en el mandato de Zoido se dejó cerrado un convenio para que se instalase en el Pabellón Real de la Plaza de América. Espadas respondió que dicha modificación se ha consensuado con el propio coleccionista, que considera más oportuna la sede en la calle Fabiola, a pocos metros de los tres monumentos más visitados de Sevilla: el Alcázar, la Catedral y la Giralda. Más polémico resultó el cruce de acusaciones con Susana Serrano, quien lamentó el procedimiento "poco participativo" llevado a cabo por el gobierno sobre la compra del inmueble de Fabiola. Dicha acusación sirvió a Espadas para recordarle que Participa se encuentra "en la oposición y no forma parte del gobierno", afirmación que fue contestada por Serrano, quien aseguró que el propio alcalde es consciente de que ella "sería una magnífica concejal de Cultura". "Tanto que nos pidió muchas veces que entráramos en el gobierno", aseguró la portavoz de Participa en un comentario que generó un gran alboroto en el Salón Colón.

Millán, por su parte, se congratuló de que a través del voto afirmativo de su partido el Museo Bellver se convertirá "en una realidad" para Sevilla. "Fue Ciudadanos el que incluyó el Museo Bellver en los presupuestos, algo que inicialmente no contemplaba el gobierno socialista", refirió el portavoz del partido naranja.

El alcalde recordó que la adquisición de la casa de la calle Fabiola será posible gracias a la modificación presupuestaria, lo que evitará el aumento de la entrada al Alcázar, como en un principio se barajó. El desembolso de los 4,5 millones de euros se logrará a través de recursos propios que no se usarán este ejercicio. El objetivo es que a lo largo del próximo año este edificio quede habilitado como Museo Bellver.

 
Informacion