promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

27

Ene

2017

ASENJO ADMITE QUE ES COMPLICADO OBLIGAR A CELEBRAR LAS EXEQUIAS EN LAS PARROQUIAS PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 25/1/2017

JUAN PAREJO

Un ideal difícil de cumplir. El arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo, admitió este martes que ha flexibilizado la norma que impedía la celebración de exequias en los tanatorios, fijándolas en las parroquias y limitando a los tanatorios, crematorios o cementerios, el denominado popularmente como responso. Poco más de un año después de la entrada en vigor de esta normativa diocesana, Asenjo ha admitido su difícil aplicación durante un encuentro digital mantenido en la página web de la Archidiócesis en el que también dio su opinión sobre los conciertos educativos, el incremento de los enlaces civiles o la restauración de bienes de la Iglesia con dinero público.

El arzobispo aseguró que tras la promulgación del decreto que regulaba las exequias se ha demostrado que es muy difícil llevarlo a cabo, aunque recalcó que lo "ideal" es su realización en la parroquia en la que se nace a la fe. "Parece que las dificultades son ingentes, especialmente en una gran ciudad como Sevilla. Por ello, hemos flexibilizado la norma, sin renunciar al ideal", expuso.

El prelado hispalense fue cuestionado por "las amenazas cada vez menos veladas a los conciertos educativos con colegios de ideario católico". Asenjo señaló que por un lado le hablan de "amenazas vehementes", y también le aseguran que en Andalucía no hay riesgo para los conciertos, aunque su hipotética eliminación la calificó de "atropello" por el derecho constitucional que tienen los padres para elegir la educación de sus hijos: "Suprimir la educación de iniciativa social no se compadece con un Estado democrático y de derecho".

El incremento de los matrimonios civiles frente a los religiosos también fue valorado por el arzobispo, quien achacó esta circunstancia a la secularización y a la pérdida de la fe de muchas parejas, además de la simplificación de los trámites: "Tengo también el convencimiento de que algunas parejas buscan una ceremonia rápida y fácil de preparar frente a los requisitos que la Iglesia exige para la celebración consciente de un sacramento". Respecto a los procesos de nulidad, Asenjo volvió a recordar que las tasas son asequibles y un 50% de los procesos, gratuitos.

También fue cuestionado el arzobispo por el uso de las nuevas tecnologías y las redes sociales para la evangelización, mostrando una actitud positiva ante ello. Sí advirtió de las consecuencias de su mala utilización en el caso de las hermandades. "Si se utilizan para el insulto, la calumnia o la descalificación, me parecen instrumentos perversos. Pediría a los cofrades que sus relaciones no pivotaran sobre estos instrumentos y sí sobre la fraternidad y la comunión, haciendo honor a su título de hermandades", concluyó.

 
Informacion