promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

10

Feb

2017

EL CORRAL DE LA MONTERÍA PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 6/2/2017

JUAN RUESGA

Una buena noticia de la semana pasada: la Comisión del Patrimonio avala el informe de los arqueólogos que permitirá adecuar la entrada al Real Alcázar por la Puerta del León. El proyecto a elaborar permitirá "retirar las edificaciones adosadas a ambas puertas medievales y murallas devolviendo la monumentalidad al entorno". A su vez se reorganizará el acceso de los visitantes mediante actuaciones en el Patio del León, que tras la retirada de los arriates existentes y su pavimentación permitirá que la espera para la visita del monumento se haga dentro del Alcázar y pueda paliarse la cola de los visitantes esperando fuera, en cualquier época del año.

La Puerta del León es uno de los más nobles accesos al Alcázar y lleva directamente al Patio de la Montería y al Alcázar de Pedro I. Y con ser eso suficiente para estar en la historia, debemos recordar que el Patio del León era el lugar en el que se situaba el Corral de la Montería, uno de los edificios más singulares de la Sevilla del siglo XVII. Inaugurado en 1626 y con actividad hasta 1679, año de su cierre por la prohibición del teatro en la diócesis hispalense, fue devastado por un incendio en 1691. Se empezó a construir a finales de 1625 bajo la Alcaldía del Conde-Duque de Olivares, conforme a la planta y montea trazadas por Vermondo Resta, arquitecto milanés, maestro mayor de albañilería de los Reales Alcázares y Atarazanas de Sevilla desde 1603 hasta su fallecimiento en diciembre de 1625. El Corral de la Montería tenía acceso desde la calle por la Puerta del León frente al actual Archivo de Indias, entonces lonja de mercaderes en pleno funcionamiento y ocupaba la totalidad del actual espacio. Tras su incendio, el rey Carlos II encargó un plano de planta y alzado que se conserva en el Archivo General de Simancas y que permite conocer con detalle la forma interior del corral. La planta de forma ovalada era muy singular, ya que acercaba el concepto de corral a los teatros que se estaban construyendo en esos momentos en Italia, y que un siglo después se extenderían por toda Europa. Varios historiadores y especialistas han estudiado el tema del Corral y una reconstrucción virtual del mismo está visible en la web Rutas del Teatro en Andalucía. Además de su planta ovalada y una capacidad aproximada para 1.400 espectadores en sus cuatro plantas, dos de palcos, cazuela y patio, estaba cubierto con una gran estructura de madera, que sostenía un techo raso con pinturas que representaban La Fama. En su escenario se disponía de la mejor tramoya de la época. Ni que decir tiene que era uno de los edificios más concurridos de la ciudad y por el que pasaban las mejores compañías de cómicos de su tiempo.

Ahora, con ocasión de las actuaciones previstas a medio plazo en el Patio del León, es un momento para poder recordar y señalar, como sea adecuado, la preexistencia del Corral de la Montería. Que era el más importante de cuantos teatros había en la ciudad, Corral del Coliseo, Corral de San Pedro, Corral de Doña Elvira y el de la Montería, que es como decir que era el más importante de España.

 
Informacion