promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

15

Abr

2009

Mas de 14.000 jovenes festejaron ayer la primavera en el Charco de la Pava PDF Imprimir E-mail

El Charco de la Pava fue el lugar elegido ayer, como cada año, para celebrar la tradicional «Fiesta de la Primavera», evento al que acudieron más de 14.000 jóvenes sevillanos. El objetivo, según manifiestan muchos de los asistentes, es echar un buen rato con los amigos alrededor de importantes dosis de alcohol. Tradicionalmente, las invitaciones a esta concentración llegaban a través de email y mensajes de móvil. Este año, sin embargo, se ha convocado la asistencia a esta fiesta juvenil a través de la red social cibernética «Tuenti». En algunos de los mensajes, de hecho, se incitaba a los jóvenes a alcanzar el récord obtenido en años anteriores. Asimismo, se han registrado vanos intentos de crear otras barriladas similares en días anteriores, por lo que la reunión de todas estas fiestas en la de ayer en el Charco de la Pava provocó que el Centro de Coordinación Operativa -Cecop- del Ayuntamiento de Sevilla tuviera que desplegar un amplio dispositivo de seguridad.

Para la ocasión, sobre las 14:00 horas se desplegaron los mecanismos de seguridad habilitados. La combinación de los servicios de Protección Civil, Policía Local, Policía Nacional y los servicios médicos del 061, sirvió para poner en marcha un dispositivo que tenía como objetivo blindar el tráfico e impidir que los vehículos pudieran acceder a la zona de la organización de la «macrobotellona», «para velar por la seguridad de los jóvenes allí concentrados», señaló Ramón Gutiérrez, jefe de la agrupación de voluntariado.

Entre las incidencias más comunes se produjeron caídas y cortes, aunque los principales problemas fueron generados por el estado de embriaguez de algunos jóvenes. Aunque según informaron a ABC fuentes municipales, en el transcurso de la barrilada no se detectó ninguna incidencia ni pelea por el recinto. Por su parte, la Policía Nacional, que también acudió a la cita, llevó a cabo algunos cacheos para evitar que drogas y armas pudiesen entrar a la concentración y perturbar la normalidad con la que transcurrió la fiesta.

Las horas puntas de entrada de jóvenes al recinto estuvieron entre las 16 y las 17 horas, aunque según pudo saber ABC a través de Protección Civil, en torno a las 11:30 horas sobre 200 personas se concentraban en las cercanías del descampado para dar comienzo a esta fiesta. Fue la puesta de sol, sobre las 21:00 horas la que hizo a los asistentes ir abandonando la juerga, ya que el lugar de reunión no está acondicionado para este tipo de eventos y carece de alumbrado.

 
Informacion