promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

03

Abr

2017

UN PATIO RENOVADO A LA ESPERA DEL CAMPUS DE HUMANIDADES PDF Imprimir E-mail

CORREO DE ANDALUCIÍA / 17/2/2017

FRANCISCO GARCÍA PAÑOS

El patio oeste de la Real Fábrica de Tabacos, sede del Rectorado de la Universidad de Sevilla (US), podrá volver a ser un espacio de convivencia, en vez de un mero lugar de paso, situación a la que ha quedado condenado por su lamentable estado.

Ahora, una vez que la Comisión Provincial de Patrimonio ha informado favorablemente sobre el Proyecto de Rehabilitación y Restauración de las cuatro fachadas del Patio Oeste de la antigua Fábrica de Tabacossede de la Facultad de Geografía e Historia, la Dirección General de Infraestructuras de la US tiene el proyecto preparado para acometerlo hasta en cinco fases, que no podrán comenzar hasta que dispongan de la licencia de Urbanismo. La división no es sino una previsión por si hay que dividirlo si el presupuesto se escapa a los recursos propios de la institución.

El director general de Infraestructuras, Pedro García, explica que la intervención costará 230.000 euros. «No obstante, como vemos la afectación, y lo tenemos que estudiar, probablemente licitemos las cinco fases», cuenta. Si pudiera hacerse así, todo en una única actuación, el plazo de ejecución estará en torno a los seis meses. Si no, la suma de los plazos de cada fase es de 15 meses. «Eso si se hacen sucesivamente y no perdemos tiempo entre fases, cada una de las cuales durará tres meses. La intención es abordarlo en su totalidad y ya veremos cómo nos arreglamos con el presupuesto», resume.

El patio oeste, al que se accede desde la calle María de Padilla, se construyó junto a su gemelo, el patio este, en los años 50 del siglo XX, idénticos ambos al patio central de la Fábrica de Tabacos y a otro del Archivo de Indias. Se conoce como el del suelo del ajedrez o de damero, aunque su suelo original está oculto. Es un patio neoclásico, de incuestionable valor, también por formar parte de una Bien de Interés Cultural, pero no es comparable al resto del edificio.

La Universidad dispone desde 2009 de un plan director para la Fábrica de Tabacos que debe acabar por suponer la remodelación completa del edificio hasta su conversión en un gran campus de Humanidades. Pero la realidad se empeña en que el proyecto no avance. De manera que, con ese objetivo en el horizonte –y en el programa de gobierno del rector, Miguel Ángel Castro–, la Dirección de Infraestructuras se aplica en cuestiones necesarias, aunque de menor enjundia. «La intervención consiste casi en un mantenimiento global. Una limpieza general, sustitución de las placas que están sueltas y mejora de las instalaciones y dispositivos antiguos, que llevan ahí muchos años y no funcionan», aclara García. «Es una actuación cuya necesidad está puesta de manifiesto hace más de cinco años, pero vemos que los presupuestos no nos permitían ejecutarla». El estado de la fachada y un estado corrosivo «que va a más» ha hecho de la actuación «una necesidad imperiosa».

Y luego está el resto del plan director, que tiene en la llegada de la Facultad de Filosofía a la Fábrica de Tabacos su gran hito. Además de la enorme remodelación interna que el edificio necesita para adaptarse a las necesidades que se han proyectado.

«En cuanto a lo demás –prosigue Pedro García–, no podemos acometer ninguna actuación más si no tenemos una financiación adicional por parte de la Junta. Y en ese sentido, lo que hay en el presupuesto de 2017 de la US es una previsión de transferencia de la Junta de Andalucía, que podría estar en torno a cinco millones de euros. También la hubo en el presupuesto de 2016, y la transferencia no se materializó. Y no ejecutamos nada». La actual situación es similar: «No podemos poner en marcha actuaciones que se carguen a ese presupuesto sin la garantía de tenerlo. Porque podemos incurrir en un déficit, porque está la previsión del gasto y está la contrapartida del ingreso esperado. Si el ingreso esperado finalmente no se produce y se ha producido el gasto, tenemos un déficit y tenemos un problema».

Las apreturas presupuestarias no hacen que se pierda la perspectiva. «Lo que nos gustaría es cumplir en su mayor parte el programa, avanzar en la creación del campus de humanidades en la Fábrica de Tabacos con el traslado de la Facultad de Filosofía. Ése es el reto». Claro, luego está la realidad: «En las condiciones que está ahora, es imposible materialmente que Filosofía pueda trasladarse a la Fábrica de Tabacos». El Plan Director tenía una estimación económica de unos 50 millones de euros, y en el área de Infraestructuras trabajan en él con la idea de contar con «espacios comodín». Es decir: que los trabajos no supondrán en ningún caso que se pierda capacidad docente, cosa que pueden lograr gracias al espacio que desocupó la Facultad de Derecho: «El problema es que para hacer eso tendríamos que ir a no sé cuántos años teniendo en cuenta el nivel de la financiación que recibe ahora mismo la Universidad. Pero lo que está claro es que el campus de humanidades tampoco puede quedarse indefinidamente esperando en el tiempo».

Vía libre a la conservación de la reja de entrada al rectorado

La Comisión Provincial de Patrimonio, dependiente de la Delegación Provincial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía y presidida por el delegado territorial en Sevilla, José Manuel Girela, ha informado favorablemente sobre el proyecto de la Universidad de Sevilla para acometer trabajos de limpieza y conservación de la cancela de acceso al Rectorado de la Universidad de Sevilla por la calle San Fernando, la entrada principal al edificio de la Real Fábrica de Tabacos.


 
Informacion