promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

04

Abr

2017

RECUERDO DE VICENTE FLORES PDF Imprimir E-mail

VIVA SEVILLA / 22/2/2017

NICOLAS SALAS

En los periódicos publicó viñetas sobre fútbol y toros, de actores y actrices de teatro, de cantantes, siempre al filo de la actualidad, en bastantes ocasiones con vis humorística. Hizo caricaturas admirables de numerosos jugadores y toreros triunfantes, y de personajes de la escena y la cultura. Ilustró libros de Manuel Benítez Carrasco, de Ignacio María de Lojendio, de Daniel Pineda Novo y otros autores, siempre con estampas  de costumbres andaluzas.
 
Como cartelista ganó los primeros premios de la Cabalgata de Reyes Magos de los años 1945 y 1948; de la Feria de Sevilla (1950 y 1959); de Semana Santa de Sevilla (1949); de la Romería del Rocío (1956 y 1960); de las Fiestas de Mayo de Córdoba (1946) y de la Fiestas de la Vendimia de Jerez de la Frontera (1952). Asimismo fue un pintor muy estimado, y entre sus obras destaca el diseño del retablo del Simpecado de la Hermandad del Rocío de Triana, realizado en 1944, que estuvo en el convento de San Jacinto hasta el traslado de la citada Hermandad a su actual capilla de la calle Evangelista. Gran parte de sus creaciones costumbristas campesinas están en Estados Unidos de América.
Por herencia familiar estuvo vinculado a la industria ceramista trianera, y como pintor colaboró en las aportaciones de Manuel Montalbán a la Exposición Iberoamericana de 1929. Luego trabajó para Cerámica Santa Ana, e incluso fundó una fábrica propia familiar hasta los años cincuenta.
 
Vicente Flores estuvo vinculado a la Pirotecnia Militar desde 1932 hasta la clausura de la factoría en los años setenta, y de allí fue trasladado a la Fábrica de Cañones, donde se jubiló en 1981. De su matrimonio con Carmen Luque nacieron cuatro hijos, Vicente, catedrático de Química, ateneísta, también dibujante y pintor aficionado; Federico, empresario chacinero; y Carmen y Reyes, todos también trianeros, pues el matrimonio residió primero en la calle Alfarería número 99, y después en la calle Castilla números 34 y 28.
Ejerció siempre de trianero, por lo que se vinculó a la fundación de la Peña Trianera, donde ocupó la presidencia en diversas épocas; a la Hermandad del Rocío, donde alcanzó el número 3 de hermano; y devoto de las imágenes clásicas del arrabal, especialmente de la Esperanza. Colaboró con el Ateneo para hacer realidad la Cabalgata de Reyes Magos, y fue rey Baltasar en 1945. Su hijo Vicente también fue rey mago con la corona de Gaspar en 1991.
Una calle está rotulada con su nombre, en el sector urbano de la antigua Hispano Aviación, como recuerdo y homenaje a quien durante toda su vida ejerció de trianero.
 
Informacion