promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

04

Abr

2017

UNA ALDEA SIN FRONTERAS PDF Imprimir E-mail

VIVA SEVILLA / 7/3/2017

NICOLAS SALAS

El Institut Français de Sevilla se asocia al evento artístico Flateurville-La aldea sin fronteras, que se ha venido desarrollando el pasado fin de semana en la Casa del Limonero, en el barrio de Santa Cruz.
Laurent Godard, artista, realizador y escritor, siempre en busca de nuevos lugares abandonados para transformar, ha invadido un sorprendente palacio del siglo XVII en el corazón histórico de Sevilla.
Después de París, Londres, Nueva York, Essaouira y Shanghai, la dirección sevillana coloca una nueva pieza en el puzzle Flateurville, cuya historia comenzó hace 20 años y se ha ido enriqueciendo con la imaginación, los encuentros y los viajes de Laurent Godard.

Flateurville, la aldea sin fronteras imaginada por Laurent Godard, acaba de instalarse  en el corazón histórico de Sevilla, en una sorprendente casa palacio del siglo XVII, a unos pasos de la catedral y de su Giralda.

 

La dirección sevillana brinda una pieza más al rompecabezas Flateurville, cuya historia comenzó hace veinte años y ha crecido siguiendo la imaginación, los encuentros y viajes del polifacético artista.
Se suma a una lista en la que están París, La Isla de Ré, Borgoña, Nueva York, Londres, Essaouira y Shanghai... Todos estos lugares, puestos juntos en una misma pantalla, forman esta aldea terrenal. Cada uno aporta una perspectiva diferente de la historia de este pueblo, concentrado de todas las miserias del mundo.

La historia, escrita por Laurent Godard como un cuento social moderno y delicadamente surrealista es la columna vertebral de todo el proyecto artístico.

Galería de retratos, instalaciones, escenografías, fotografías, películas y obras de teatro relatan las crónicas de una pandilla que, gracias al despertar artístico de cada uno de ellos, se concientizan de la urgencia de organizar su Re‘Lovucion y de crear un nuevo partido político, la UCV, la Unión de Ciudadanos Vivos, que tiene como objetivo construir un mundo mejor para las generaciones futuras.

La pandilla, llamada de los “Cuadrados-Círculos” (Carrés-Ronds), por las gafas que llevan, transforma el palacio abandonado para recibir en secreto a personalidades que podrían preparar y llevar a cabo los textos fundadores del partido.

Un recorrido, escénico y comentado, permite a los visitantes disfrutar de la filosofía de la pandilla
“Cuadrados-Círculos” mediante el descubrimiento de las muchas habitaciones y recovecos del edificio, de dos mil metros cuadrados, en el que su vida, su historia y aspiraciones son retratados: un patio delicadamente esculpido, un maravilloso jardín dominado por dos limoneros de dos siglos, una piscina vacía convertida en un parque infantil, una sala secreta para reuniones, gabinetes ministeriales llenos de poesía, una capilla ecuménica, un consultorio médico, alcobas para huéspedes destacados y un taller de despertar artístico en el que cada uno es invitado a redescubrir el personaje que solía dibujar de niño y a reintegrarlo en su vida diaria.

 
Informacion