promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

08

May

2017

UNA PLAZA SIN FUENTE PDF Imprimir E-mail

VIVA SEVILLA / 28/4/2017

RAFAEL GOMEZ

Una vecina del Patio de Banderas ha preguntado dónde está la fuente que adornaba el centro de la plaza y le han contestado que no se sabe. La Asociación de Vecinos y Amigos del Barrio de Santa Cruz se ha presentado en el Alcázar haciendo la misma pregunta y el alcaide ha respondido que tampoco lo sabe.

¿Dónde está la fuente que centralizaba la plaza hasta que fue desmontada con motivo de las excavaciones arqueológicas con la promesa de que sería colocada cuando todo hubiese terminado? ¿Puede perderse una fuente? ¿Habrá alguien en Sevilla que sepa dónde está la fuente?  ¿Habremos de consultar sobre su importancia a Teresa Lafita, experta conocedora de las fuentes de Sevilla y que tanto luchó sin éxito por salvar el litóstrato que circundaba la fuente de la plaza de la Virgen de los Reyes, diseñado por su abuelo,  y eliminado absurdamente por un arquitecto municipal?

 
 
//frontal.idsp.smartycenter.com/es/@x31?AffiliateID=9187&source=intxt&;_RM_HTML_USERID_=66760&kws=videojuegos" style="margin:0px;padding:0px;border:0px;outline:0px;vertical-align:baseline;background:transparent">
 
 
PLAY


Algunos dirán que por qué preocuparse tanto por una fuente. En tres ocasiones hemos escrito sobre el desconocido destino que sobrevuela al Patio de Banderas. En una de ellas alguien que piensa que ese hermoso espacio es un odioso erial de albero que merece convertirse en parque arqueológico, se rasgó las vestiduras ante algunas de nuestras afirmaciones. La “Protección de la excavación arqueológica del Patio de Banderas” mereció un Accésit en los II Premios de Arquitectura COAS (2011-2015) en la categoría de Restauración, Rehabilitación y Arquitectura interior de promoción pública. La realidad es que bien poco hay que restaurar o rehabilitar en un espacio anodino donde lo más destacado es el chamuscado suelo de nuestra primera cocina o el prostíbulo más antiguo de Híspalis. Nada parecido a los lujosos  hallazgos de la Encarnación.

Esto es el interior pero no sabemos qué será del exterior de la llamada cripta, de donde ya ha desaparecido la fuente. Tal vez una plaza dura como aquella en la que quieren transformar el Patio del León. Sólo hay que esperar a que la gente olvide aquella vieja imagen para que las nuevas generaciones no la conozcan.


El mismo autor de la cripta emprenderá las obras de la Puerta y Patio del León, donde se demolerán construcciones cuya cronología ha sido puesta en entredicho. Ahora bien, si en un plano de los Reales Alcázares del siglo XVIII aparecen ya dichas construcciones parece lógico pensar que daten de esa época pero no del pasado siglo. Al final, como sabemos, todo depende del dictamen del experto y de la  aprobación de una comisión.

Eso es todo. Sin embargo, el Ayuntamiento de Sevilla tiene que dar una respuesta acerca del paradero de la fuente. Aunque, a veces, el Ayuntamiento de Sevilla da respuestas como las que ha dado a los desperfectos causados en el pórtico del Patio del Crucero del Alcázar, tras el banquete celebrado por el Consejo de Cofradías después del Pregón de Semana Santa de este año. En esta tesitura en la que no se respeta nuestro patrimonio en el ámbito de nuestros espacios abiertos y plazas, habremos de defender no sólo los cielos que perdimos, sino también los suelos que nos devastaron.

 
Informacion