promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

08

May

2017

PATRIMONIO SANCIONA LAS OBRAS DE UN HOTEL QUE LINDA CON EL ALCÁZAR PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 29/3/2017

MANUEL RUESGA

 

El casco histórico de la ciudad estrenará después de la Semana Santa un nuevo establecimiento hotelero de cuatro estrellas que lindará con el Real Alcázar. Desde que el grupo Masverde Hoteles obtuviera la propiedad del inmueble ubicado en el número 18 de la calle Mariana de Pineda por un importe de 1,4 millones en una subasta de bienes del Estado, los trabajos para levantar el hotel han estado marcados por la polémica. Lo último es una sanción económica impuesta por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico al entender que la empresa presentó un segundo reformado del proyecto con las obras propuestas ya ejecutadas.

En el expediente elaborado por los técnicos de Patrimonio de la Junta de Andalucía se detalla que "dado que en los reformados presentados se recogen obras ejecutadas y no contempladas en el proyecto autorizado, y por tanto sin la autorización previa que establece el artículo 33.3 de la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía, se propone al delegado territorial la apertura del correspondiente expediente sancionador". A la misma vez, la comisión acordó por unanimidad informar favorablemente de este segundo reformado del proyecto básico y de ejecución de la rehabilitación de una edificación que corresponde con la tipología de casa-patio sevillana del siglo XVIII, que tanto en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente como en el plan especial de protección en tramitación se encuentra catalogada con nivel de protección C, parcial en grado 1, siendo los elementos a proteger la fachada, el zaguán, el patio, la escalera, la cubierta y la muralla que se encuentra al fondo de la parcela.


Esta segunda modificación para realizar ajustes constructivos en las cotas de forjado y acabado de cubiertas derivados de las obras cuenta la licencia oportuna de la Gerencia de Urbanismo. La actuación sobre este edificio para su conversión en hotel resultó también afectada por una orden de paralización dada por la Gerencia en mayo de 2016. Estos trabajos fueron legalizados más tarde tras la presentación del correspondiente proyecto de legalización y la obtención de un informe favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico.

No ha sido la única paralización que ha sufrido la construcción del hotel. Los técnicos de Urbanismo advirtieron durante una inspección realizada en octubre de 2015 un considerable "impacto patrimonial" con afectación al entorno del Alcázar. La obra no se ajustaba a la licencia concedida al realizar demoliciones de forjados del techo de la planta primera o del cerramiento trasero del ático. A esto se sumó la construcción de una terraza visitable coincidente en proyección con la muralla emergente, habilitando en este cerramiento dos huecos abiertos hacia los jardines del Alcázar. Además, se modificó la estructura de la cubierta del ático aumentando la altura y su impacto sobre el entorno.

El hotel se desarrolla en dos plantas más ático. La entrada se mantiene en el actual zaguán, al que se incorpora una puerta de vidrio automática que dará paso a la recepción abierta. El patio central se ha cubierto con una montera y distribuirá los distintos usos y estancias con los que contará el establecimiento. El espacio que ocupaba el garaje será habitado por una cafetería para uso de los clientes. Las estancias más singulares se encontrarán en la primera planta debido a sus especiales características, con techos altos y a dos aguas, ocultos hasta ahora.

 
Informacion