promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

10

May

2017

TERCERA MULTA POR USAR LOS CORRALONES DE CASTELAR COMO PARKING PÚBLICO PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 22/1/2017

MANUEL RUESGA

Tercera multa por usar los corralones de Castellar como aparcamiento público. Urbanismo ha aprobado una nueva sanción a los dueños del inmueble por incumplir el acuerdo que ordenó hace cinco años la erradicación de este uso en el interior de una parcela enclavada en el casco histórico. Uno de los patios del antiguo corralón es utilizado a diario como estacionamiento para varios vehículos. La Gerencia impuso dos multas con anterioridad por el mismo motivo (en junio de 2015 y octubre de 2013) después del incumplimiento reiterado del acuerdo aprobado en mayo de 2012 en comisión ejecutiva que solicitaba "la erradicación del uso de parking público en el interior de la parcela".

No son las únicas sanciones impuestas por los técnicos de Urbanismo a los propietarios de un terreno ubicado entre la Plaza de San Marcos y la calle Feria. En junio de 2013 se les reclamó la ejecución de una serie de medidas de seguridad, salubridad y ornato público. Una inspección urbanística cursada en septiembre de 2012 señalaba la necesidad de que el recinto fuese objeto de obras de seguridad y salubridad de carácter "no urgente". Los corralones de Castellar gozan de una protección parcial de grado dos al estar catalogado en el nivel D del sector 8.2 del Conjunto Histórico Artístico de Sevilla, correspondiente al entorno urbano San Andrés-San Martín.

LOS TÉCNICOS DE LA GERENCIA EXIGIERON OBRAS DE URGENCIA EN AGOSTO DE 2013

La Gerencia solicitó a los propietarios del conjunto arquitectónico obras en las estructuras y revestimientos, así como tareas de albañilería y carpintería por valor de 7.513 euros. Dos meses después, trascendía otro acuerdo que les ordenaba también a acometer medidas de seguridad, pero esta vez de "carácter urgente", sobre todo para que el conjunto recuperase "las debidas condiciones". Se trataba de tareas como la reparación de la red de saneamiento de dos patios traseros, la reparación de la instalación de electricidad de la finca, la retirada de todos los escombros acumulados o la reposición de apeo en un hueco de fachada. La reforma contaba con un coste cifrado en 9.158 euros.

Aparte de las sanciones impuestas por Urbanismo, la Policía Nacional llevó a cabo el pasado septiembre una operación donde procedió a la detención de cinco personas tras incautarse de diversas cantidades de sustancias ilegales como cocaína, éxtasis y hachís. Una vez constatado el hallazgo de la droga en los trasteros del antiguo corralón, los agentes procedieron a la detención de los cinco como responsables de la posesión de dichas sustancias. La Policía registró hasta cuatro trasteros y a los arrestados se les atribuyó un delito contra la salud pública.

Los corralones de la calle Castellar son un antiguo conjunto de garajes y talleres que posteriormente fueron reconvertidos como espacios de ocio. Sus locales, muchos de ellos constituidos como asociaciones para poder funcionar, atrajeron durante los años 2012 y 2013 la atención del turismo juvenil que visita la ciudad hasta que las denuncias de los vecinos de la zona por las molestias derivadas de esta actividad motivaron el precinto de buena parte de los locales.

De hecho, en septiembre de 2012 y tras un rosario de denuncias vecinales, el Ayuntamiento comenzó a desmantelar los bares clandestinos instalados en el interior del inmueble. La intervención se produjo por sorpresa y durante la madrugada de un fin de semana, cuando un amplio dispositivo policial formado por agentes de la Policía Local y Nacional tomó la calle. Los agentes accedieron a los locales clandestinos de los corrales ubicados en los números 48 y 52 -este último es donde ha tenido lugar ahora la operación antidroga- y procedieron al desalojo de más de 400 personas que llenaban los establecimientos ilegales, donde consumían bebidas y drogas. También se desplazó al lugar una dotación de Bomberos debido al mal estado en el que se encuentran estos edificios, para que levantara los correspondientes expedientes. La actuación policial se repitió a la madrugada siguiente, la del domingo, para evitar que los locales volviesen a ser ocupados de manera ilegal.

 
Informacion