promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

10

May

2017

VIVIENDAS DE LUJO EN LAS FINCAS DE NERVIÓN DE LA FAMILIA CASSO PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 27/12/2016

ANA. S.AMENEIRO

El barrio de Nervión sigue perdiendo algunas de sus casas emblemáticas de principios del siglo pasado sin que nadie lo remedie. La bella vivienda unifamiliar con un majestuoso torreón situada justo en la esquina de José Luis de Casso con Eduardo Dato, que fue construida en los años 20, ha desaparecido para dar paso a una promoción de 30 viviendas de lujo que ocupan cuatro parcelas contiguas donde se levantaban también la pensión Alfonso XI y varios bloques de viviendas de alquiler para rentas humildes.

Conocida por los vecinos como la casa de la Condesa de la Mejorada, la realidad es que esta familia con título nobiliario fue la que más años la habitó aunque en régimen de alquiler. Concretamente pasaron aquí 60 años, pero los propietarios a quienes pagaban la renta eran el famoso ingeniero sevillano José Luis de Casso, que dio nombre a la calle, y sus descendientes, que viven en Madrid. Uno de los herederos ha relatado a este periódico que el ingeniero y su hermano Rafael construyeron la vivienda y la habitaron hasta la Guerra Civil española, fecha en la que la alquilaron a la familia de la Condesa de la Mejorada, hasta su venta a la constructora Sando en 2007. Posteriormente la constructora malagueña la vendió a la inmobilairia Solvia, del Banco Sabadell, que es la que construye esta nueva promoción de lujo a pocos metros del estadio de fútbol del Sevilla F.C.


Los operarios trabajando en el solar que acogía el chalé de Juan Talavera. Los operarios trabajando en el solar que acogía el chalé de Juan Talavera.
Los operarios trabajando en el solar que acogía el chalé de Juan Talavera. / BELÉN VARGAS
Nervión pierde otro chalé regionalista
Los vecinos de la calle lamentan la desaparición de esta casa ("Era muy bonita y habría quedado preciosa si se hubiera rehabilitado", comenta el dueño de una joyería de la zona) y aseguran que les ha sorprendido su demolición porque pensaban que la fachada era de Aníbal González. Incluso circula el rumor de que pudo derribarse porque los dueños alteraron el año de construcción de la finca. Sin embargo, tal versión no cuadra con los expedientes urbanísticos oficiales. En los planos de ordenación pormenorizada del Plan General de Ordenación urbanística (PGOU) de la ciudad, en vigor desde 2006, la manzana que ocupaba la casa no consta con ninguna protección. No había obligación de conservarla y el suelo que ocupaba está pintado de color verde en los planos del PGOU, lo que significa que era un espacio público que debía cederse a la ciudad, como así ha sucedido. Urbanismo confirma que ya ha recibido esta cesión de suelo.

El solar donde se construye el bloque de viviendas del futuro edificio Puerta de Nervión tiene una superficie de 786 metros cuadrados, de los que 668 metros cuadrados pueden destinarse a uso residencial y el resto (justamente la esquina más próxima a la calle Eduardo Dato) se ceden a la ciudad. La parcela acogió en origen viviendas de alquiler para familias humildes y de escasa calidad constructiva, así como la pensión Alfonso XI y la casa de bella arquitectura ya citada, construcciones todas que han sido derribadas para acoger la promoción inmobiliaria.

La familia Herrera gestionaba la pensión Alfonso XI y una vivienda de alquiler en el mismo edificio. Sufrió al menos siete años de pleitos judiciales tratando de evitar que la constructora Sando la expulsara del edificio donde habían montado su hospedería. Los carteles de protesta colgaron durante años de la pensión denunciando el acoso al que estaban siendo sometidos, pero no sirvieron de nada cuando el juez ordenó el desahucio definitivo. El derribo de la pensión culminó este verano para espanto de los vecinos. La operación supuso acabar con un negocio hotelero que iba bien, lo que ha sumido a la familia en una profunda depresión. "Están muy mal, quieren olvidarse de todo y hacen lo que pueden para salir adelante", comenta un amigo de la familia. "La pensión tenía sus clientes. Luchó que no me veas por mantener el negocio que le quitaron de un plumazo", se queja Esperanza, histórica vecina del barrio.

Varios habitantes de la zona aseguran que para echar a los inquilinos de las viviendas humildes -mujeres de avanzada edad en su mayor parte- la propiedad les metió en el bloque inquilinos problemáticos para cansarlos y les hicieron la vida imposible. Al final los expulsaron pagándoles una pequeña cantidad de dinero.

Si hay algo positivo en esta historia es que la nueva promoción puede devolver a esta calle de Nervión la intensa actividad que tuvo en su día con la llegada de nuevas familias. La zona necesita un cambio porque, a día de hoy, la calle José Luis de Casso tiene algo de decadente en el tramo más próximo a Eduardo Dato, con varios locales comerciales y casas antiguas cerradas, e incluso algún solar vacío. Sucede lo mismo en la vecina calle Goya más cercana a Eduardo Dato, frecuentada por marroquíes que buscan hacer negocio alrededor de la tienda de compraventa de segunda mano (Cash Converters).

El futuro edificio Puerta de Nervión debe estar terminado a finales de 2017, según la constructora. Cuenta con 30 pisos con piscina comunitaria en la cubierta, doble acristalamiento y opción de elegir acabados y distribución. Los pisos de dos dormitorios se venden desde 256.000 euros, los de tres dormitorios desde 275.000, los de cuatro desde 379.000 euros, impuestos no incluidos. El garaje y trastero no están incluidos en el precio. Solvia ha vendido más del 60% de las viviendas, según María Monasterio, directora de la Territorial Solvia Sur-Canarias.

La inmobiliaria también comenzará en enero de 2017 en la Carretera de Carmona la construcción de 55 viviendas (Residencial Atalaya) con piscina comunitaria. Y en Dos Hermanas está concluyendo la promoción Reserva del Mayorazgo en la calle Alonso Quijano, donde ha vendido el 50% de la promoción. El ladrillo se recupera, aunque a un ritmo menor en Sevilla que en la media andaluza.

 
Informacion