promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

29

Abr

2009

Los jardines del valle estarán seis meses en obras para su restauración PDF Imprimir E-mail
Los Jardines del Valle, uno de los pocos espacios verdes del casco antiguo y un símbolo de la lucha ciudadana contra la especulación, estarán al menos seis meses en obras para su restauración integral gracias a un proyecto de la Delegación de Parques y Jardines que comenzará en junio y al que se destinarán algo más de 300.000 euros.

Se pondrá fin así a años de abandono municipal y de vandalismo que han convertido este antiguo parque del Colegio del Sagrado Corazón (adquirido por el Ayuntamiento a un banco a principios de los 80) en unos jardines sucios y de aspecto poco acogedor, pese a ser uno de los más bellos de la ciudad.

El Ayuntamiento prevé comenzar las obras en junio y todavía se desconoce si se va a cerrar o no al público este espacio verde, aunque todo indica (por la envergadura del proyecto) que, finalmente, se tendrá que clausurar.

Uno de los aspectos más llamativos de la intervención, como anunció en su día el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, es el derribo del muro que separa a los Jardines de María Auxiliadora. El objetivo, según la delegada de Parques y Jardines, Eva  Patricia Bueno, es hacer un espacio más transparente, principalmente, para evitar la concentración de marginales y los actos vandálicos. Para ello, el grueso muro que ahora delimita el parque se sustituirá por un murete de entre 30 y 70 centímetros de altura (según la zona) sobre el que se colocará una cancela de dos metros. Eso sí, para facilitar cierto aislamiento, se cultivarán unos rosales que sobrepasarán los muretes. En definitiva, la visión del parque desde la ronda va a ser totalmente distinta.

La demolición de los muros respetará la antigua portada del colegio, que se restaurará pintándola y cambiándole el actual pavimento de losetas hexagonales de cemento por adoquines de granito. El aspecto actual de esta portada es deplorable, con numerosas pintadas (un problema general de todo el parque), restos de excrementos y fogatas, así como basuras de todo tipo.

Por su parte, la portada formada por tubos al otro lado del parque (y que reproduce la forma de la histórica) se mantendrá, aunque se recuperará el proyecto original de cubrirla entera con vegetación (hiedra u otro tipo de trepadora). Cuando se recuperó este parque a principios de los 80 se intentó recubrirla con rosales, pero la sombra que proyectan sobre la estructura tubular unos eucaliptos enormes impidió que prosperase este tipo de planta.

Pero el gran cambio que sufrirá el Valle no será visible para el público. El proyecto (redactado por Francisco Amores y María del Águila Amores) contempla la instalación de un sistema de riego completamente nuevo y moderno (por goteo e informático), tal como el que se ha instalado en el Parque de María Luisa. "Esto permitirá liberar al personal del parque de las labores de riego (que actualmente tienen que hacer a mano, es decir, con mangueras) y poder dedicarlo a otras cuestiones relacionadas con la conservación, la limpieza y el mantenimiento en general", afirma Eva Patricia Bueno.

Asimismo, se renovarán completamente los caminos del parque (que se vaciarán y rellenarán con materiales apropiados), respetando el actual trazado, y se repondrá el mobiliario del mismo (bancos, papeleras...). También es objetivo del plan mejorar la iluminación nocturna y ampliar la zona recreativa para niños con nuevos columpios. "Esta es una de los pocos parques de la zona y es importante que los menores cuenten con un sitio de esparcimiento adecuado", indica la delegada.Por último, se revisará el estado de la vegetación (más de 50 especies) reponiéndose los ejemplares que estén en mal estado.
 
Informacion