promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

23

May

2017

EL MITICO BAZAR VICTORIA CIERRA TRES AÑO Y MEDIO EN EL NUEVO LOCAL PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 2/4/2017

ELENA MARTOS

El emblemático Bazar Victoria cerrará definitivamente el próximo mes de junio. Tras casi un siglo de historia, la ferretería más visitada de Sevilla dice adiós a pesar de esa tregua que su propietario Rafael Sainz quiso darle cuando se vio obligado a abandonar el local original de Entrecárceles para mudarse a la calle Francos. «No ha funcionado. Me creí que por tener un negocio tan conocido me podría ir bien en otro sitio, pero no ha funcionado», admite el dueño, que ayer colgó el cartel de liquidación en el escaparate.

«Nosotros comemos con euros como todo el mundo, no con la tradición ni con los recuerdos», asegura. Y sin disimular la decepción dice sentirlo por el barrio y por los sevillanos, a los que agradece que siempre le hayan mostrado tanto cariño. «Sé que están orgullosos de esta tienda y traían a la gente de fuera para que la viera, pero no podemos más». Rafael le ha dado muchas vueltas a la decisión, pero los números no le cierran. Cuenta que el año pasado tuvo que despedir a un empleado con el que llevaba 25 años y después a otra. Quedan dos, que se irán irremediablemente al paro,y le duele, pero «poco más puedo hacer», se lamenta.

Los planes de este comerciante, nieto del fundador, eran aguantar cinco años más hasta que cumpliera los 70 a la espera de que alguno de sus sobrinos decidiera seguir al frente del bazar. «No tengo hijos y ninguno ha querido hasta ahora, pero tal como están las cosas, continuar abierto no tiene sentido», asegura. Le queda la jubilación y un regusto amargo por la manera en la que pone fin a los 43 años que lleva tras el mostrador. Este mismo sábado seguía al frente de la tienda, a la que se han acercado muchos vecinos para interesarse por la decisión.

«En la calle Francos no se mueve nada. No te digo que no tengamos la culpa nosotros que no hacemos promociones, pero no tiene nada que ver con lo que éramos antes», explica y utiliza el ejemplo de las paelleras que no requiere de grandes cálculos: «Desde siempre, incluso en lo peor de la crisis, se vendían cuatro, cinco o seis al año, pero en los 19 meses que llevo aquí no he tenido narices de vender ninguna». Le sugieren que negocie el precio del alquiler, pero no le ve más recorrido al asunto. Las negociaciones ya las hizo con la Fundación Cajasol, propietaria del establecimiento de la calle Entrecárceles, que no quiso mantener el alquiler cuando expiraron los contratos de renta antigua.

Con el cierre del Bazar Victoria se pone punto y final a casi un siglo de historia de esta ferretería que se había convertido ya casi en un punto turístico del Casco Histórico de Sevilla.

 
Informacion