promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

29

Abr

2009

La peatonalización del andén de San Telmo impedirá el giro hacia la Puerta Jerez PDF Imprimir E-mail
La peatonalización del andén delantero del Palacio de San Telmo y su integración en los Jardines del Cristina quedarán definitivamente desbloqueados esta semana con la adjudicación del proyecto de obra de dicha actuación que la Gerencia de Urbanismo incluyó en el catálogo de obras financiadas con los fondos estatales anticrisis consignados por el Gobierno del presidente Zapatero en el Plan 8.000.

El Consistorio hispalense había prometido desarrollar este proyecto de peatonalización hasta en diez ocasiones distintas desde que lo anunciara por primera vez en el primer mandato de Monteseirín, en 2003, iniciativa que fue demorando dada la prioridad que se le dio a la peatonalización de la Avenida de la Constitución y la calle San Fernando y también para evitar la colisión con las obras de construcción de la línea 1 del Metro, que todavía continúan en la fase de construcción de la estación soterrada del suburbano.

Urbanismo adjudicará esta semana la peatonalización de la fachada principal del edificio sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía por un importe de 2.120.586 euros (IVA incluido) y siete meses de plazo para su ejecución, lo que permitirá su finalización antes de final de año, fecha límite para las obras del fondo anticrisis.
El proyecto de peatonalización del entorno de San Telmo recogerá todas las mejoras aportadas por el arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra relativas a acabados, arbolado y marmolillos, entre otras, que no suponen modificaciones sustanciales de la obra prevista inicialmente pero sí importantes, por lo que supone integrar de forma homogénea el entorno de San Telmo con el proceso de rehabilitación del palacio que está ejecutando el propio Vázquez Consuegra.

El delegado de Presidencia y Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (PSOE), fue quien tomó esta iniciativa: llamó al arquitecto y pidió su colaboración para que mejorara el proyecto a fin de que el conjunto quedase perfectamente integrado, toda vez que se trata de una de las inversiones más cuantiosas activada por la Delegación de Urbanismo este año y también el proyecto "más importante" desde el punto de vista de afección a la fisonomía de casco histórico de la ciudad, ya que supone "crear un nuevo espacio peatonal, proteger el palacio de San Telmo de la afección del tráfico coincidiendo en el tiempo con su rehabilitación y expandir hasta la orilla del río Guadalquivir el proceso de peatonalización del conjunto histórico". Gómez de Celis abundó en ello y apostó por un eje peatonal que une la propia Alameda, la Alfalfa, Avenida de la Constitución, Puerta de Jerez y ahora San Telmo y Jardines del Cristina.

Además de liberar espacios en favor de los peatones y de reforzar la estética paisajística del conjunto palaciego, la mayor afección de esta intervención será en el tráfico rodado en la corona del centro, ya que se prohibirá el giro a la derecha desde el Paseo de las Delicias y se modificarán los flujos circulatorios para permitir la entrada al aparcamiento público de la Avenida de Roma a través de Palos de la Frontera.

El cierre al tráfico del andén de San Telmo no será total: habrá un carril de acceso reservado sólo a transporte público y visitas protocolarias a la sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, pero ya no será posible canalizar por la Avenida de Roma el giro sobre los jardines en dirección al Puente de San Telmo, como vienen haciéndolo hasta ahora los conductores desde el Paseo de Colón y el de las Delicias, por donde circulan al día 63.614 y 49.171 vehículos, respectivamente.

La pérdida de los cuatro carriles de tráfico que actualmente discurren ante el palacio y de la banda de aparcamientos anexa a los jardines implicará un nuevo circuito que pasa por la semipeatonalización de Palos de la Frontera, desde los Jardines del Cristina hasta el cruce con la calle Rábida, por donde se canalizará el tráfico procedente del Paseo de las Delicias en dirección al Prado.

Con todo, será la Delegación de Movilidad la que tendrá que decidir la nueva definición del tráfico en la zona. Desde hace unos meses está ya operativo el semáforo de giro a la izquierda desde el Paseo de las Delicias con dirección a Los Remedios, una alternativa que podría verse reforzada con el cambio de sentido de la calle Almirante Lobo para reconducir el tráfico hacia el Puente de San Telmo.

Además de la eliminación del tráfico privado, el proyecto contempla la realineación de los acerados tanto en la citada Avenida de Roma como en Palos de la Frontera con el objetivo de poner mayor superficie del viario a disposición del peatón, lo que potenciará las relaciones y vinculaciones entre el palacio de San Telmo y los Jardines del Cristina, cuyo origen se remonta al trazado higienista y regulador que hiciera en todo el entorno el asistente Arjona a principios del siglo XIX.

El trazado arbóreo inicial se extendía desde el río hasta la Puerta de Jerez, pero fue reducido y redefinido a principios del siglo XX con vistas a la Exposición Iberoamericana de 1929, cuando fueron construidos los hoteles Cristina y Alfonso XIII.

Las profundas transformaciones que se han venido produciendo en este entorno monumental durante el pasado siglo propiciaron la intensificación del tráfico rodado, relegando el inicial cometido de esta zona como lugar de paseo y de estancia. Los Jardines del Cristina se perciben ahora como una gran isleta de tráfico ajardinada y con un trazado muy geométrico, autónomo y cerrado a su entorno monumental. La anchura de sus vías periféricas y en concreto de la Avenida de Roma, objeto de este proyecto, no propician actualmente el acceso a los mismos. La construcción en fechas recientes del aparcamiento subterráneo en torno al jardín ha contribuido más a su aislamiento.
 
Informacion