promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

01

Jun

2017

EL DEFENSOR DEL PUEBLO SE HARTA DE DETERIORO DEL PASEO JUAN CARLOS I PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 17/5/2017

MANUEL RUESGA

El Defensor del Pueblo Andaluz ha cerrado una queja sobre el mal estado de conservación en el que se encuentra el Paseo del Rey Juan Carlos I tras obtener el silencio como respuesta del Ayuntamiento después de abrir varias actuaciones. La reclamación será incluida por la Oficina en el informe anual que elabora para el Parlamento de Andalucía. Ante el deterioro que sufre la margen izquierda del Guadalquivir desde el Puente del Patrocinio hasta el meandro de San Jerónimo, Jesús Maeztu solicita al gobierno municipal socialista que se comprometa a incluir en las cuentas para la ciudad del año que viene una partida que sirva para elaborar un proyecto que arregle el paseo e insta a que se desarrollen con la mayor brevedad posible unas obras urgentes de conservación para que el viario resulte transitable y seguro para los ciudadanos.

En el escrito, el Defensor argumenta que "en la actualidad, prácticamente ningún peatón transita por él ya que es evidente el riesgo de caídas. Además, su aspecto no invita precisamente a realizar un uso peatonal del mismo". La Oficina entiende que ha llegado el momento de realizar los trámites oportunos para subsanar sus graves deficiencias. El Ayuntamiento alega que los desperfectos se deben a "los asientos del terreno, motivados por la consolidación de los rellenos de tierra que se ejecutaron de forma acelerada para la inauguración de la Exposición Universal de 1992, potenciado además por la acción del agua durante todos estos años". En su mal estado también influyen las prisas con las que se tuvo que hacer la construcción de esa nueva zona de la ciudad.

LA ACTUACIÓN QUEDA ARCHIVADA AL NO RECIBIR RESPUESTA DEL EQUIPO DE ESPADAS
Raíces que fracturan el pavimento, suciedad,vegetación que crece sin control o pintadas son algunos de los síntomas que sufre esta zona que prácticamente no ha tenido ninguna actuación de mantenimiento desde su construcción hace 25 años. El tramo del paseo de Juan Carlos I que va desde la pasarela de la Cartuja hasta el puente de la Barqueta se encuentra prácticamente en desuso. Pocas personas pasean por un lugar privilegiado. Actualmente es una zona deteriorada en la que sus principales inquilinos son las raíces salientes de la arboleda que da sombra a la calle y que, tras años de descuido, han levantado los adoquines. El único edificio que se mantiene con vida en los 3,3 kilómetros de esta avenida es la biblioteca Felipe González.

 
Informacion