promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

20

Jun

2017

ACUERDO FINAL, PERO BUSCANDO SOLUCIÓN A UNAS ESCALERAS PDF Imprimir E-mail

VIVA SEVILLA / 8/6/2017

MARÍA ROMÁN

La Consejería de Cultura y Adepa terminaron de perfilar ayer el documento final para la rehabilitación de las Reales Atarazanas, dando por cerrado el acuerdo entre ambas partes a la espera de que se pueda materializar la solución buscada para unas escaleras de evacuación que los conservacionistas rechazan y que ahora tendrá que plasmarse sobre el proyecto.
Dichas escaleras, que ya aparecían sobre el papel cuando el monumento iba a acoger el CaixaFórum, tenían la misión de servir de evacuación para la parte superior del edificio. El arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra las había mantenido en el proyecto actual para el centro museístico, ubicándolas en la nave cuarta del monumento y a su vez servirían para descender al corredor arqueológico acordado entorno a la muralla y a la barbacana.
Mientras que la Junta (propietaria de los antiguos astilleros) señalaba la necesidad de dichas escaleras atendiendo a normativas de seguridad, el presidente de Adepa, Joaquín Egea, sostuvo ayer que son "innecesarias" y que, además, serían "ilegales" ya que afectarían a las cubiertas del monumento, que están protegidas, y también al conjunto del paisaje interno del edificio y a las naves.
Replanteo de tabiques
No obstante, y tras una nueva reunión mantenida este miércoles en las Atarazanas, ambas partes decidieron cerrar el acuerdo buscando una solución. Según señalaron a Viva Sevilla desde la Junta, durante la misma jornada de ayer se iba a pedir al arquitecto una reformulación de la tabiquería de la parte superior del edificio para que la normativa no obligue a sumar ninguna escalera de evacuación más a las que ya existen y, si esta opción no fuera posible, será la comisión mixta de seguimiento del acuerdo de Atarazanas formada por Junta y Adepa quien decidirá la ubicación de esas escaleras.
En la parte superior del edificio de la que se habla, la nave cuatro, hay previstas una sala de proyecciones, un aula de formación y una sala de máquinas entre ambas. La idea ahora es la de reestructurar la tabiquería de esa zona (sobre el papel, ya que en la actualidad la nave cuatro está diáfana) y desplazar la sala de máquinas delante de las otras dos salas para que la puerta del salón de proyecciones se encuentre a menos de 50 metros de distancia de una de las escaleras de emergencias que ya existe en el lateral, tal y como indica la normativa.
De esta manera, la escalera de evacuación que no quiere Adepa ya no sería necesaria. "Hay que tener en cuenta que el proyecto para el CaixaFórum incluía muchas más salas y usos arriba y se requerían más escaleras de emergencia. Si se cambia la estructura superior y la posición de esta sala de máquinas que no requiere evacuación, ya no será preciso esta otra escalera", explicó a esta publicación el arquitecto José García Tapial y también miembro de la entidad conservacionista Adepa.
Este punto es el último que se va a incluir en el acuerdo pactado por ambas partes y aún pendiente de firmar. Si esta reestructuración arquitectónica no fuera posible, será la comisión mixta de seguimiento del acuerdo quien decidirá el emplazamiento de las escaleras.
Solventado, a priori, el problema de la escalera de evacuación, los accesos al corredor arqueológico también tendrán que cambiar. La Junta ha planteado ahora edificar una escalera y un ascensor de bajada en una parte lateral de las Atarazanas, justo en la esquina entre la Iglesia de la Caridad y la fachada.
El cuerpo de guardia
El otro escollo que también paralizaba la firma del acuerdo de quince apartados consensuado hasta ahora era el cuerpo de guardia, que finalmente será eliminado al haber cedido ya Adepa ante las pretensiones de la Junta tal y como ya había avanzado Viva Sevilla. El punto undécimo del documento incluía mantener el cuerpo de guardia de las Atarazanas, junto con otro de sus elementos exteriores, la biblioteca, y el conjunto de dependencias y fachada que da a la calle Temprado (entrada al centro museístico).
Adepa accedió durante una pasada reunión y el cuerpo de guardia será derrumbado, al carecer de valor patrimonial. Sí se mantendrá la verja del siglo XVIII que va desde la Iglesia de San Jorge y que se une a la de la Iglesia de la Caridad.

 
Informacion