promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

21

Jun

2017

UNA JOYA QUE NECESITA UNA RESTAURACIÓN PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 4/6/2017

JUAN PAREJO

Una joya patrimonial en un cuestionable estado de conservación. Al menos, en parte. La Casa de los Pinelo, sede las reales academias de Bellas Artes y de Buenas Letras, uno de los mejores exponentes de casas renacentistas que existen en la ciudad, cuenta con una planta alta que se encuentra en un magnífico estado de conservación y uso; mientras que la baja, la más monumental, ocupada por Buenas Letras, presenta un aspecto muy diferente, especialmente su patio principal, que cuenta con unas excelentes yeserías platerescas. Esta zona necesita una urgente y necesaria restauración que frene su progresivo deterioro y le devuelva el esplendor de antaño.

Contemporánea a la Casa de Pilatos, las Dueñas o la casa natal de Mañara, la Casa de los Pinelo se encuentra en un enclave turístico privilegiado, enclavada en la calle Abades, en el barrio de Santa Cruz, y muy cerca de la Catedral o el Palacio Arzobispal. Aunque es de propiedad municipal, está transferida a la Junta de Andalucía. Las dos academias que la ocupan tienen el uso demanial. Son muchos los turistas que la visitan cada día y recorren sus estancias, fundamentalmente la planta baja, ocupada por la Real Academia de Buenas Letras. El estado de conservación de esta parte de la casa es bastante delicado, como denuncia la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa), que reclama una intervención urgente. Prácticamente todo este piso presenta desperfectos, como desconchones, grietas o manchas provocadas por la humedad, pero lo más preocupante es la situación del patio principal, renovado entre 1502 y 1505, y que cuenta con unas excelentes yeserías y artesonados en sus galerías.

LA CASA DE LOS PINELO ES DE PROPIEDAD MUNICIPAL Y LAS ACADEMIAS TIENEN EL USO DEMANIAL
La pérdida de grandes trozos de decoración en los arranques de los arcos es alarmante. También hay algunos tramos en los que son claramente visibles los añadidos modernos, en color blanco, y se han perdido varios de los escudos. La situación del artesonado de madera no es mucho mejor. La pérdida de la decoración pictórica es prácticamente total, y la incidencia de la humedad y las grietas están patentes en muchas de las vigas. "No me extrañaría que estuvieran afectadas por la carcoma", lamenta Joaquín Egea, presidente de Adepa. Las grietas recorren algunas de las paredes de este patio y uno de parteluz de una de las ventanas. Según Egea, las estancias interiores, que no se pueden ver, es también preocupante.

El director de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, Rafael Valencia, aseguró a este periódico que poco pueden hacer para acometer las restauraciones necesarias: "La Academia no es la propietaria y no podemos hacer ninguna actuación".

Esta situación contrasta con el empuje demostrado por la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría, que ocupa la planta superior y otras estancias intermedias. Egea la califica como "la hermana rica", y destaca las ideas y la gestión de su directora, Isabel de León, marquesa de Méritos, para restaurar los espacios que ocupa y poner a disposición de los visitantes su vasta colección de obras de arte.

La Casa de los Pinelo, declarada Bien de Interés Cultural, perteneció a la familia del mismo nombre. Los canónigo Pedro y Jerónimo Pinelo la donaron a la Catedral en 1524. Desde entonces, fue residencia de canónigos hasta la Desamortización. Al pasar a manos particulares tuvo varios usos, como hotel a principios del siglo XX. En 1966 El Corte Inglés la dona a la ciudad tras construir su gran almacén en la Plaza del Duque.

Un delicado estado de conservación. La fotografías de la planta baja de la Casa de los Pinelo muestran los desperfectos que presenta una de las grandes joyas renacentistas de la ciudad, especialmente el patio, imagen que abre estas páginas.

 
Informacion