promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

29

Abr

2009

PSOE e Iu aprobaron ayer de urgencia en pleno el Plan de Hytasal a pesar de reconocer el "pelotazo" PDF Imprimir E-mail
Justo cuando el Ayuntamiento en pleno se «desayunaba» la noticia publicada por ABC sobre el «pelotazo» urbanístico en Hytasa que permitió a la empresa Solurban dar un «pase» con una plusvalía de 21 millones de euros a Comarex sólo 25 días después de adquirir este suelo público, el PSOE metió como «asunto de urgencia» la propuesta para aprobar el Plan Especial de Reforma Interior de Hytasal en el Pleno. El delegado de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, justificó la medida afirmando que «es importante para Sevilla y su desarrollo urbanístico en estos momentos de crisis porque supone la salvación de una empresa sevillana que gracias a esta operación podrá continuar con su actividad». Sin embargo, Celis admitió el «pelotazo» urbanístico y afirmó que «nosotros asumimos ese convenio del PA porque nos parecía bueno, lo que no podemos hacer es controlar lo que ocurre entre privados». Por esta razón, el delegado de Urbanismo exclamó en el Pleno que «ante la noticia que hemos conocido hoy, manifiesto mi repulsa por la situación de especulación que ha sufrido nuestro país y nuestra ciudad durante mucho tiempo». Seguidamente, Celis relacionó esta «repulsa» con la decisión de introducir por vía urgente la propuesta en el Pleno, ya que «lo que hoy aprobamos es que se pueda desarrollar plenamente esa parcela y que Hytasal tenga futuro». Además, el delegado repitió que «la competencia municipal es ajena a este suceso que se ha producido entre privados, en la que no tiene nada que ver este Ayuntamiento». Y es que, para Celis, este «pelotazo» urbanístico «no es merecedor de parar un proyecto tan sustancial para la vida de una empresa como Hytasal».
Sus argumentos, que contaron con el voto en contra del PP, fueron apoyados por el PSOE e IU, por lo que la propuesta salió adelante a pesar de no estar en el orden del día. El pretexto de Celis para que el Gobierno local decidiera someter a votación esta petición imprevista fue que «la urgencia está justificada con el fin de que ganamos un mes» con respecto a la fecha prevista, algo que fue rechazado por el edil del PP Francisco Pérez, que reconoció que «me he encontrado esta mañana con la noticia y creo que por prudencia hay que esperar para aprobar este Plan».
La clave está en que el 7 de abril la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio publicó un informe en el que puntualizaba que «no está justificado el parámetro de altura máxima de 28 plantas para la parcela EA-! residencial. Esto no es acorde con el artículo 9.B de la Ley 7/2002, que establece la necesidad de mantener en lo sustancial las tipologías edificatorias, las edificabilidades y las densidades preexistentes en la ciudad consolidada». Además, el informe dice que «no queda garantizada la suficiencia de las redes existentes para dotar a la actuación habilitada por el PERI de los servicios urbanísticos mínimos».
Este plan había sido aprobado inicialmente en la Junta de Gobierno del 11 de diciembre de 2008, pero esta aprobación provisional quedó condicionada a «la introducción en el documento de las correcciones exigidas por el Servicio de Planeamiento y Gestión Urbanística del 10 de diciembre de 2008». Aquellas correcciones se subsanaron. Pero las detectadas por la Consejería de Vivienda en su informe, hace apenas diez días, no han sido un obstáculo para que el Pleno municipal diera curso al plan el mismo día en que Sevilla se despertó con la noticia del «pase» de 21 millones de euros en el suelo público de Hytasal.
 
Informacion