promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

30

Jun

2017

LA POLITICA PARALIZA EL PRINCIPAL MUSEO DE ARTE IBÉRICO DEL MUNDO PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 23/6/2017

JAVIER LOPEZ

La finalización de las obras del museo ibero de Jaén no implica su apertura inmediata. Una pugna administrativa, derivada a su vez de un pulso político, amenaza con paralizar la inauguración del principal proyecto cultural de la ciudad tanto por su presupuesto, 26 millones de euros, como por su contenido, 3.500 piezas que le convierten en la más importante referencia museística ibérica del mundo. La raíz del problema es el terreno sobre el que se alza, cedido en su día por el Estado al Ayuntamiento, organismo que ahora se niega a renunciar a la titularidad en favor de la Junta de Andalucía.

El enfrentamiento entre administraciones gobernadas por PP y PSOE tras la ejecución de un proyecto en la capital jiennense no es una novedad. El precedente más claro es el del tranvía, un proyecto de 120 millones de euros que ha sido realizada, pero que no ha sido puesto en funcionamiento, por lo que ha convertido en un arma arrojadiza entre administraciones por la incapacidad de alcanzar un acuerdo. Sobre el museo pende en principio el mismo riesgo. La Junta de Andalucía mantiene su decisión de abrirlo en el cuarto trimestre de 2017, con 5 años de retraso sobre la fecha prevista, pero advierte de que la titularidad es innegociable. El Ayuntamiento, por su parte, propone la firma de un convenio que permita al Gobierno andaluz gestionar el centro museístico y al consistorio mantener la propiedad del suelo.

La tercera administración en discordia, la central, advierte a través de la abogacía del Estado de que el Ayuntamiento no puede prescindir de la titularidad de los terrenos. Y esto porque un acuerdo rubricado entre ambas partes en 2003, que oficializaba el traspaso del inmueble, estipulaba que se cedía de manera expresa a la ciudad. De modo que si el consistorio contraviene este mandato, el ejecutivo central ejercería previsiblemente su derecho a la reversión de la superficie cedida. Esta posibilidad enmaraña aún más el conflicto, en el que todas las administraciones se mantienen firmes. El consistorio no está dispuesto a transigir y la Junta aclara que no es de recibo que la ciudad de Jaén se convierta en propietaria de un museo que se ha financiado con el dinero del conjunto de los andaluces.

La firmeza de las posturas no impide que la delegada del Gobierno andaluz, Ana Cobo, exprese su convencimiento de que el museo abrirá en la última de las fechas previstas, si bien aclara que es preceptiva la cesión previa de los terrenos por parte del Ayuntamiento para que la Consejería de Cultura firme el decreto de constitución de espacio museístico y se lleve a cabo la contratación de las casi 40 personas que trabajarán en él.

Paralelamente, la Junta ha organizado para la inauguración una gran exposición, en la que junto a las piezas permanentes se mostrarán también objetos procedentes de otros museos españoles. Al respecto, Cobo destaca que su administración ha adjudicado a una empresa la fabricación del mobiliario para albergar las piezas, por lo que muestra su sorpresa por la negativa a la cesión de los terrenos, que achaca a trabas impuestas por el PP.

Ajena al guirigay político, la ciudadanía contempla perpleja y preocupada la gresca política por sus repercusiones económicas. La apertura del museo, si se consuma, incrementará sustancialmente la oferta cultural de la ciudad, circunscrita hasta ahora al prodigioso catálogo de monumentos religiosos, entre los que destaca la Catedral renacentista. La puesta en funcionamiento del centro museístico dotará a la ciudad de un instrumento capaz de atraer turismo por la relevancia de los objetivos expuestos, ya que albergará la mayor colección de arte ibero de España, cuna de esta civilización. Entre ellas, destacan las espectaculares esculturas procedentes de los yacimientos de Cerrillo Blanco (Porcuna) y El Pajarillo (Huelma), así como las piezas descubiertas en las zonas en las que se libraron la batalla de Baécula y el sitio a la ciudad ibera de Iliturgi por parte de Escipión el Africano.

 
Informacion