promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

30

Jun

2017

EL ALCAZÁR PREPARA EL SÓTANO DEL PALACIO MUDÉJAR PARA EXPOSICIONES PDF Imprimir E-mail

CORREO DE ANDALUCÍA / 9/5/2017

N.G. GROSSO

El gran almacén bajo el palacio Mudéjar del Alcázar, por el que pasan miles de personas cada día, se sumará a la oferta del conjunto monumental como sala de exposiciones. El semisótano abandonado durante siglos y desconocido para el gran público será empleado para mostrar el rico patrimonio arqueológico del conjunto.

Los 200 metros cuadrados que supone este espacio han sidobodega y almacén del palacio para posteriormente, durante los últimos 400 años, acumular material de desecho de todas las obras que se fueron realizando en el edificio, pues era un lugar secundario. Si bien, esta sala hasta ahora cerrada cuenta con una arquitectura que se mantiene intacta desde el siglo XIV y es un exponente de la construcción mudéjar en ladrillo, material con el que están edificados sus muros, arcos, tabiques y bóvedas.

La intención del Patronato de los Reales Alcázares de Sevilla, que gestiona este recinto palaciego declarado Patrimonio Municipal en 1987, es poner en valor este sótano y darle un uso expositivo. Para ello, acaba de sacar a licitación sendos contratos para la dirección de las obras y la coordinación de la seguridad de las labores que se tendrán que acometer en el espacio previamente. En concreto, los trabajos necesarios para la apertura al público de este antiguo almacén consisten en la recuperación de la espacialidad histórica; la limpieza y conservación de las fábricas mudéjares de muros y bóvedas; la puesta en valor del registro de muralla existente en el muro norte de la Estancia I y de la cata arqueológica ubicada en el suelo de la Estancia II; la ejecución de un nuevo pavimento flotante de piedra natural; el acondicionamiento de los accesos al semisótano; la dotación de las instalaciones necesarias para acondicionar el semisótano al uso expositivo y la proyección de un sistema indirecto de iluminación dirigido a las fábricas de ladrillos de los muros y bóvedas.

Una vez se haya completado, esta gran sala de exposiciones se destinará a acoger el vasto patrimonio arqueológico del monumento obtenido en las distintas investigaciones realizadas en el Real Alcázar y que actualmente se guarda en más de 400 cajas y que dará un contenido didáctico muy importante a la sala. En concreto, el Ayuntamiento anunció ayer en una nota que las piezas de la colección histórico-arqueológicas en cuestión ya están seleccionadas y ahora serán sometidas a labores de conservación y restauración. Platos, vasijas, cuencos, jarros, lucernas, urnas, molduras, figuras, ollas, cántaros, ánforas, candiles, orzas, piletas, capiteles, tinajas, miniaturas, tazas, etcétera, que abarcan los periodos prehistórico, prerromano, romano, tardoantiguo, islámico, bajomedieval cristiano y moderno. Y cada una de esas 228 piezas ha sido analizada, se ha determinado su estado y se ha propuesto una intervención concreta. El contrato para conservación y restauración se ha licitado por 74.747 euros.

De esta manera la actuación no solo supondrá la ampliación de los trabajos de investigación sino la ampliación de la oferta cultural del conjunto monumental. «Estamos ante un importante proyecto arqueológico tanto para el Real Alcázar en sí como para los investigadores del monumento. Esta nueva sala, que podrá albergar una parte de la amplia colección arqueológica, adentrará al visitante en más de dos mil años de historia de la ciudad Sevilla, y sin duda será un atractivo más para visitar el conjunto palaciego», según apuntó el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.

Las obras, que acaban de salir a licitación, tienen un coste de unos 30.000 euros y la duración de los trabajos es de un año. La recuperación de esta sala del recinto palaciego arrancó pocos meses después del inicio del mandato del actual alcalde, Juan Espadas. Fue en noviembre de 2015 cuando el regidor hispalense anunció la recuperación y apertura de este espacio desconocido al público. Entonces las actuaciones previstas en el sótano consistían en la excavación íntegra de los 200 metros cuadrados de sala para devolverla a su estado original.

Además de todo esto, el Ayuntamiento ha sacado a licitación el presupuesto para aumentar la seguridad de la casa número 6 del Patio de Banderas, que asciende a 15.602 euros. En ella, se habilitará el taller de restauración, que podrá ser visitado mientras los profesionales realizan esas tareas, poniendo así en valor su trabajo.

Por otra parte, el Patronato del Real Alcázar ha adjudicado por 315.543,42 euros, IVA incluido, las obras de restauración del cenador, estanque y Jardín del León, uno de sus principales proyectos para acometer a lo largo de este año. El plazo máximo de ejecución es de 12 meses.

 
 
 
Informacion