promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

13

Jul

2017

ÁRBOL BUENO, ÁRBOL MUERTO PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 5/7/2017

CARLOS COLÓN

La política municipal con respecto al arbolado recuerda la famosa frase del general Sheridan: "El único indio bueno es el indio muerto" (ya que de árboles hablamos: más amante de la naturaleza que de los indios, a él se debe la creación de Yellowstone, primer parque nacional americano, en 1872). Para el Ayuntamiento parece que el único árbol bueno es el árbol muerto y talado. Tras los episodios de la plaza de San Lorenzo y el Cerro le toca al Paseo de las Delicias. Parques y Jardines pone en marcha un "plan de emergencia" (y ya sabemos lo que esto quiere decir) sobre el arbolado de las Delicias de acuerdo con el diagnóstico realizado a finales de 2015 (¿dos años desde el diagnóstico a la intervención? La lista de espera de los árboles supera a la de la sanidad pública) que ha tenido el brillante fruto de la tala de 670 árboles condenados por su "irrecuperable mal estado" (¿por qué no se actuó antes?). En las Delicias serán 13 los que se talen porque en los últimos años se ha producido "una situación de pudrición con grandes oquedades en cruz y ramas primeras" que hace "inviable cualquier otra medida que no sea su eliminación".

Siempre la misma historia. No se cuidan y se actúa tarde. Tras la tala de San Lorenzo se dijo que se pondrían redes para impedir que las palomas anidaran en las oquedades. No se ha hecho. Tampoco en la plaza de San Pedro. Las palomas entran y salen. Los árboles enfermarán y se cortarán. Y a la mayoría de los sevillanos les importará un pepino.Tenemos lo que nos merecemos.

Cual Juan Bautista clamando en el desierto deforestado de Sevilla, Enrique Figueroa, catedrático de Ecología, se ha hartado de advertir que las perspectivas de Sevilla en el escenario de cambio climático son muy malas "si no se cuidan los árboles, se plantan más -bien plantados- y luego se cuidan". Sobre los denostados plátanos de sombra ha dicho: "Los de las calles, muy castigados con las podas, están todos podridos... La poda excesiva durante 40 años los ha deteriorado, y ahora muchos tienen formas monstruosas. Es una podredumbre inducida, aunque el Ayuntamiento dice que no". Por eso los tala tras maltratarlos. "Si lo cuidas -concluye Figueroa- es un árbol muy fresco y da mucha sombra. Si lo cortas tienes que esperar 40 años". Yo tendría 104 años si los árboles talados se plantaran hoy. Me temo que no lo veré. Seguiré envejeciendo en este desarbolado desierto de cemento y asfalto.

 
Informacion