promo

Jue

13

Jul

2017

EL PALACIO ARZOBISPAL ABRE SU PINACOTECA AL PÚBLICO LOS SÁBADOS DESDE SEPTIEMBRE PDF Imprimir E-mail
PALACIO EPISCOPAL

ABC SEVILLA / 6/7/2017

JAVIER RUBIO

El Palacio Arzobispal de Sevilla, monumento declarado desde 1969, abre sus puertas al público en general para admirar su soberbia colección de pinturas a partir de septiembre con visitas guiadas los sábados por la mañana cada quince días.

Así lo ha anunciado este miércoles el ordinario de la Archidiócesis, monseñor Asenjo Pelegrina, en una rueda de prensa que contó también con la presencia del alcalde de la ciudad, Juan Espadas. La visita, que tendrá un precio de seis euros salvo un turno mensual que será gratuito, se reserverá a través de la página de internet de la Archidiócesis en archisevilla.org y requerirá el canje de la reserva en la librería diocesana con anterioridad al turno.

Las visitas tendrán una duración de tres cuartos de hora aproximadamente girando el recorrido por el salón de los cuadros con su magnífico techo cuajado de tablas al óleo, la galería de los arzobispos, el salón del trono, el oratorio y anteoratorio y el despacho del nuncio.

Se han organizado cuatro turnos por cada sábado: a las diez de la mañana, a las once, a mediodía y a la una de la tarde. Cada uno de ellos para una treintena de personas que recorrerán los salones nobles y las estancias más profusamente decoradas del palacio, construido a mediados del siglo XVI.

La colección pictórica del Arzobispado incluye algunas joyas artísticas como dos murillos, seis zurbaranes, otros cuadros de Herrera el Viejo, Matia Pretti o una inspiradora serie de escenas bíblicas del Antiguo Testamento salida de los pinceles de Juan de Espinal.

El arzobispo Asenjo ha definido el Palacio, que es a su vez su residencia y sede de la curia episcopal, como «la segunda pinacoteca de Sevilla» tras el Museo de Bellas Artes. Desde luego, lo es por la profusión de obras de arte de mérito como atesora.

La Archidiócesis quiere imprimir un carácter catequético y teologal a la visita para que no se quede en una mera admiración de las técnicas pictóricas de sus autores. La guía de las visitas corresponde a la empresa Adarve, de Carmona, que incidirá en los contenidos evangelizadores de la pintura sacra.

El alcalde Espadas se mostró agradecido por la iniciativa de la Archidiócesis por lo que significó como «algo muy importante para Sevilla ya que no podemos dejar de enseñar nuestro patrimonio».

La iniciativa de abrir las puertas del Palacio Arzobispal se debe al empeño del arzobispo Asenjo, un entusiasta de la vía de la belleza para acercarse a Dios tal como la expresó reiteradamente el Papa Benedicto XVI.

 
Informacion