promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

05

Sep

2017

EL SAN FRANCISCO DE PAULA ALZARÁ UN CENTRO DE CUATRO PLANTAS EN LA ENCARNACIÓN PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 30/7/2017

DIEGO J. GENIZ

Una residencia de estudiantes en el anterior mercado de la Encarnación. El Colegio San Francisco de Paula tiene previsto ampliar sus instalaciones en el solar que acogió durante casi 40 años la plaza de abastos. El centro privado ya anunció la pasada primavera que alquilaría esta parcela para dotarla de uso deportivo. El objetivo, sin embargo, es más ambicioso a largo plazo. El colegio que dirige Luis Rey Goñi -uno de los referentes de la calidad educativa en Sevilla- contempla levantar en estos terrenos (que actualmente sirven de aparcamiento) un edificio de cuatro plantas entre cuyas funciones se encuentra la de servir de residencia de estudiantes. De esta forma, el centro verá considerablemente incrementada su propiedad inmobiliaria en una de las zonas que más se han revitalizado en los últimos años, a raíz de la construcción del Metropol Parasol, cerca del cual posee su sede matriz, en Santa Ángela de la Cruz.

El proyecto básico que se ha elaborado -y al que ha tenido acceso este periódico- recuerda que el solar situado en el número 8 de la Plaza de la Encarnación ha sido recientemente "adquirido" por el San Francisco de Paula para dotar al centro educativo de nuevas instalaciones deportivas y "otros servicios adicionales que complementen los ya ofrecidos por el colegio, tales como espacios de estudio, biblioteca y posible residencia para estudiantes". Cabe destacar aquí que, cuando se anunció que el colegio dotaría de uso deportivo dicha parcela, la dirección del San Francisco de Paula siempre habló de "alquiler". En ningún momento mencionó la palabra compra, como se desprende del referido texto.

El centro incide en que un proyecto de tal envergadura -del cual ya tiene constancia la Gerencia de Urbanismo- requiere de "un estudio meticuloso y pormenorizado", que debe llevar aparejado un proyecto arquitectónico que ha de ser enviado a las administraciones competentes. "Dada la laboriosidad del proceso, así como su previsible dilación en el tiempo", la dirección del colegio ha optado "de forma provisional y transitoria" por una adecuación del solar para que acoja su fin más urgente ante la carencia de espacio de las que adolece la sede principal: el uso deportivo. Por tal motivo, se ha encargado la redacción del proyecto básico y de ejecución de estos trabajos.

Esta redacción incluye, no obstante, el estudio previo a la futura edificación definitiva. En él se detalla la distribución, superficies y diversos usos que tendrá el nuevo inmueble. Aunque el programa de necesidades "pormenorizadas" se encuentra aún en estado "indefinido", se plantea, de forma general, un edificio de cuatro plantas, el número permitido en la parcela, que coincide, además, con el que poseen las construcciones adyacentes en la Plaza de la Encarnación. La ocupación de la superficie construida ocupará un 80% del solar, lo que dividido en cuatro plantas supondrá 1.059,94 metros cuadrados por piso. Quedan, así, 264,98 metros cuadrados restantes como espacio libre dentro de la parcela.

La superficie sin construir se prevé distribuir en tres patios, que, además de servir de elementos de "organización" del edificio, proveerá a éste de ventilación e iluminación natural. Los patios contarán con una extensión de 112, 90 y 63 metros cuadrados, respectivamente. Con dichas dimensiones se cumplen las condiciones de superficie libre de parcela expuestas en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y el artículo 16 del Plan de Protección del subsector de la Encarnación.

El proyecto de las instalacionesEl proyecto de las instalaciones
El proyecto de las instalaciones / FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA. GRÁFICO: DPTO. DE INFOGRAFÍA
El estudio previo detalla el uso que tendrá cada planta. En la inferior se habilitará, en la zona cercana a la fachada, la recepción y distribución, a través de las cuales se accederá al resto de pisos y a las pistas deportivas. Las dependencias generales tendrán una superficie aproximada de 240 metros cuadrados, mientras que los usos deportivos ocuparán 820 metros cuadrados. Los tres patios sumarán 265 metros.

La primera y segunda planta se dedicarán al uso docente y de los alumnos. En estos pisos -que suman en total 2.120 metros cuadrados- se habilitarán aulas, salas de estudio y reunión, biblioteca, departamentos didácticos y otros espacios anexos. Se trata, en suma, de una ampliación de la función que ya cumple el edificio central del colegio, ubicado en la confluencia de las calles Santa Ángela de la Cruz y Alcázares.

La principal novedad, no obstante, radica en la tercera planta, donde el colegio tiene previsto instalar una residencia de estudiantes, con una superficie de 1.060 metros cuadrados. Este servicio está pensado para los alumnos del colegio y supone una novedad en la oferta del San Francisco de Paula. Poco más detalles se aportan al respecto, que habrán de especificarse cuando se elabore el proyecto arquitectónico, en el que, con toda probabilidad, se incluirá el número de habitaciones y otras dependencias necesarias para el funcionamiento de la residencia.

La cuarta planta estará configurada por una cubierta, que será ajardinada en su mayor parte, excepto en las zonas que se requieran para instalaciones y accesos.

Eduardo Martínez Moya, arquitecto que ha desarrollado este proyecto básico, incide en que dentro de los usos compatibles admitidos para esta parcela se encuentra el de equipamientos y servicios públicos, que es al que se destinará el solar, tanto cuando se construya el edificio de cuatro plantas como cuando se habilite el uso provisional al que corresponde el gráfico que acompaña a esta información.

Hasta que se desarrolle el proyecto definitivo y se obtenga la licencia de obras oportuna, la parcela donde permaneció durante cuatro décadas el mercado de la Encarnación contará con una pista polideportiva de 22 metros de largo por 12 de ancho, que estará cubierta por una carpa, sustentada por una estructura desmontable, de manera que se instale durante el curso y se desmonte en las vacaciones estivales. También tendrá una pista exterior de 15 metros y otra de 10. En esta última se podrán colocar módulos para la práctica del tenis de mesa. Se dejará también un espacio libre, bordeado de árboles en macetones que proporcionen sombra, junto a los cuales se dispondrán bancos, fuentes y papeleras. Se instalarán módulos prefabricados para aseos, vestuarios y almacén deportivo.

La adecuación para el uso deportivo supone un coste para el colegio de 170.218 euros. La ejecución durará dos meses. A mediados de septiembre los alumnos ya podrían utilizar las instalaciones.

 
Informacion