promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

22

May

2009

Saldaña pide que Agesa ceda su suelo a Cartuja en pago de la deuda histórica PDF Imprimir E-mail
Satisfecho por los resultados económicos, el presidente de Cartuja 93, Isaías Pérez Saldaña, es consciente de que el parque tecnológico mantiene las asignaturas pendientes de los accesos, la movilidad y el mantenimiento de sus instalaciones, que van a ser remozadas gracias al plan de reactivación económica puesto en marcha por la Junta a través de los ayuntamientos con el plan Proteja.
Precisamente la rehabilitación de los espacios comunes pone de relieve las dificultades que Cartuja 93 tiene para mantenerlos. Así lo reconoció ayer el presidente del parque, Isaías Pérez Saldaña, quien protagonizó el Desayuno Empresarial que organiza el Club Antares, donde sugirió que el parque gozaría de un mayor margen de maniobra si tuviera en su poder los activos que ahora gestiona Agesa, no en vano reportan a las arcas estatales 400 millones de euros anuales.
Pese a que no ha planteado petición formal «porque yo no participo en la negociación» y a que tampoco está seguro de que la idea guste al Gobierno andaluz, el exconsejero ha encontrado la fórmula: que el Gobierno central ceda los activos de Agesa en el parque tecnológico a la sociedad Cartuja 93 en pago de la Deuda Histórica. De hecho supondría la desaparición de la sociedad estatal creada para gestionar los activos de la Exposición Universal después de su celebración y también dotar a Cartuja 93 de las armas económicas para hacer frente al mantenimiento de este espacio singular de la ciudad o, al menos, así lo entiende su presidente.
Pérez Saldaña defendió la marcha económica de un parque que, dijo, es el segundo de España después del de Zamudio, en facturación, con 2.240 millones en 2007, cuando registró un aumento el 17% respecto al ejercicio anterior. Con 341 empresas instaladas, el gestor de Cartuja 93 aseguró que en 2014 esta cifra se doblará y se alcanzarán las 600. Como la tecnópolis está colmatada con el 100% de su espacio adjudicado, este crecimiento sólo será posible por los proyectos que están en marcha. El propio Pérez Saldaña reconoció que no puede atender las peticiones de grandes empresas interesadas en instalarse y que las sociedades que se van a implantar son de menor tamaño.
De los proyectos en marcha la Tecnoincubadora de empresas va a ser el primero en inaugurarse, el mes que viene. Con una disponibilidad de 2.000 metros cuadrados, ya tiene ofertas para el doble de espacio. En cuanto al Edificio Palenque, el presidente de Cartuja dijo que Agesa está próxima a adjudicar las obras en un concurso internacional, mientras que en un año estará acabado el edificio de la Sociedad General de Autores, con un espacio público con capacidad para 5.000 personas.
«En Cartuja 93 la crisis no es tanta crisis; no hay crisis de construcción, ni de empleo», señaló el presidente del parque tecnológico sevillano, quien urgió los desarrollos urbanísticos previstos en el PGOU de 2006, donde se habilitan 130.000 metros cuadrados de suelo para incorporarlos a la tecnópolis.
Se trata de la franja oeste que va en paralelo a la avenida de Carlos III donde, como ya se ha anunciado, está prevista la construcción de un complejo con viviendas protegidas para investigadores, residencias para estudiantes, institutos bilingües, centros educativos infantiles y 5.000 plazas de aparcamientos subterráneos, que tendrán acceso al parque tecnológico a través de una pasarela elevada sobre la avenida de Carlos III con escaleras y pasillos con alfombras de avance automático. Esta provisión más el parking, también bajo rasante, que está previsto en el antiguo canal, son parte de la solución que se ofrece para los problemas de accesibilidad y movilidad que ahogan el éxito económico de Cartuja 93.
«La movilidad es el gran problema de hoy que puede ser el gran fracaso de mañana», dijo el propio Pérez Saldaña, quien confió en que antes de fin de año comiencen las obras de ambos aparcamientos y que en los próximos meses se inicien la limpieza del canal, que ya ha sido encomendada por EPSA a Cartuja 93. El horizonte para ambas obras es 2014.
El objetivo de los gestores de Cartuja 93 es potenciar el uso de transportes públicos y alternativos dentro del recinto, que actualmente es visitado a diario por 25.000 personas. Se mantiene la idea de determinar una zona azul para limitar el aparcamientos, medida que se pondrá en marcha de forma piloto en los alrededores de Torretriana. Está por definir la solución que se habilitará para los trabajadores. Por ahora, se plantea construir un aparcamiento disuasorio en el Estadio Olímpico, donde se dispondrán coches eléctricos que junto a las bicicletas serán los vehículos recomendados en el recinto. Habrá dentro del parque hasta siete conectores fotovoltáicos para estos coches.
Para rematar la red de accesos, el presidente se refirió al paso del Cercanías por las paradas de Carlos III y del Estadio Olímpico. Dijo que ya se han adjudicado la redacción de los proyectos de ambos apeaderos y que deben estar concluidos a finales del próximo año. No obstante, Pérez Saldaña reconoció que se trata de una solución parcial y recomendó la prolongación del Cercanías hasta Blas Infante y Bami «para que sea un circular completo».
 
Informacion