promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

06

Sep

2017

ESPADAS ADMITE QUE TENDRÁ QUE CAMBIAR EL USO DE LA GAVIDIA PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 7/7/2017

MANUEL RUESGA

A la antigua comisaría de Policía de la Gavidia le quedan aún varias aristas por resolver antes de dejar atrás el estado de abandono que tiene desde hace más de 13 años. El equipo de Juan Espadas admite que tendrá que cambiar el uso urbanístico de la céntrica parcela, ya que tanto el social-deportivo como el hotelero (que son los proyectos que se barajan ahora) no entran como uso compatible al que tiene actualmente asignado, que es el de superficies minoristas de comercio.

Una de las primeras medidas que tomó el gobierno socialista a su llegada a la Alcaldía fue volver a la casilla de salida. En el Pleno de noviembre de 2015 se aprobó una moción que supuso la paralización de la modificación urbanística que había solicitado el anterior gobierno del PP para cambiar la calificación del inmueble. Esto supuso que la Gavidia desde entonces ni se pueda vender, como han pretendido dos alcaldes anteriores, ni pueda albergar un centro comercial, otra de las ideas perseguidas. El secretario municipal entiende que la mejor forma de resolver este rompecabezas es terminar con su tramitación como superficie comercial -sólo queda que la Junta de Andalucía lo publique en el BOJA- para que se pueda revertir la situación. Considera que es la forma más rápida de solucionar la cuestión, comenzando desde el principio.

El edificio que sigue siendo un suelo público para equipamientos sociales y que alberga un icono arquitectónico protegido por el PGOU con un grado C y por la Ley de Patrimonio Andaluz de 2007 como bien de catalogación general, cuenta con una segunda arista. El desbloqueo queda pendiente de un acuerdo con el Ministerio del Interior. La realidad jurídica es que el Consistorio no es técnicamente aún dueño de pleno dominio del edificio, cuya propiedad sigue ostentando el Estado.

La Gerencia de Urbanismo solicitó el pasado febrero a Interior una nueva prórroga de seis meses para poder culminar la operación de adquisición de la antigua comisaría con la entrega del solar municipal destinado para levantar una sede policial en la parcela de la fábrica de Cruzcampo. El servicio de gestión urbanística y patrimonio municipal del suelo destaca que aún falta por entregar el solar situado en el barrio de Nervión, ya que no ha podido ser transmitido al ponerse de manifiesto en reiteradas ocasiones la inviabilidad técnico-jurídica de segregar anticipadamente como entidad hipotecaria independiente la parcela reservada a estos fines en el plan especial aprobado. La solución pasa por compensar al Ministerio con el valor de tasación de la parcela, que es de 600.000 euros.

Desde el 20 de diciembre de 2006, fecha en que se formalizó la escritura pública de adquisición, el Ayuntamiento es el propietario del céntrico inmueble. La operación se instrumentó en parte mediante su pago en especie y el resto mediante una cantidad en efectivo. En concreto, se transmitieron a la Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de la Seguridad del Estado (Giese) cuatro solares municipales calificados de equipamiento para la construcción de comisarías en distintas zonas de la ciudad y el abono en metálico de diez millones de euros.

Una tercera arista con la que se encuentra Espadas es convencer a los distintos grupos políticos de que el proyecto que elijan sea el más adecuado. Los populares son proclives a que sea una empresa privada la que explote el edificio. Un apoyo sin compromisos. La idea de Ciudadanos es apostar por un centro de emprendimiento que capte talento y ofrezca oportunidades de empleo a los jóvenes, basado en la innovación y nuevas tecnologías de la mano de la universidad. Ven con buenos ojos que exista una colaboración público-privada, y estima que el 20% del uso lucrativo permitiría aportar financiación al proyecto. Tanto Participa Sevilla como Izquierda Unida (que quiere un uso público) no respaldan por el momento la iniciativa de un alcalde que espera desbloquear el proyecto antes de que termine el mandato.

Un centro de salud y deporte. Una oferta que combine la actividad deportiva con la sanitaria y la cultural. Éste es el proyecto que quiere el alcalde para la antigua comisaría. Así lo está negociando con la empresa Forus, con sede en Coslada (Madrid) y que cuenta con 15 centros ya operativos en España. Se trabaja con la premisa de que la Gavidia no puede seguir así en el estado actual, un edificio en deterioro por su falta de uso, improductivo y que genera costes elevados de seguridad para las arcas municipales. La oferta de Forus es la que más entusiasma al gobierno. En la mesa del alcalde hay otras dos ofertas en firme, pero para uso hotelero. Una ha sido presentada por la cadena Barceló, que ya cuenta con establecimientos en Sevilla, y otra por una compañía internacional vinculada al Grupo Mandarín, que no dispone de negocios en la ciudad. El gobierno considera que no hay un déficit de camas de hoteles en el centro de la ciudad, por lo que resultaría complejo convencer a la opinión pública de la necesidad de entregar el inmueble para la apertura del enésimo hotel en el casco histórico, un distrito necesitado de otro tipo de equipamientos, máxime cuando el Pleno del Ayuntamiento se ha pronunciado en tal sentido al respecto. Lo que tiene claro el equipo de Espadas es que de las arcas municipales no saldrán 15 millones para poner en funcionamiento el inmueble.

Hay más proyectos detrás pero con escaso recorrido por su falta de financiación. Uno de ellos lo encabeza el colectivo de arquitectos Entre Adoquines, que no cesa en su empeño de transformar la antigua comisaría en un centro de investigación y emprendimiento donde los jóvenes que terminen sus estudios universitarios puedan crear sus empresas. Indican que su propuesta cuenta con el respaldo de los diferentes grupos políticos y del delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, además de tener el respaldo por escrito de las dos universidades públicas: la Hispalense y la Pablo de Olavide.

 
Informacion