promo

Mie

06

Sep

2017

EL CABILDO RESTAURAR LA BÓVEDA DE LA INMACULADA DE LA SALA CAPITULAR PDF Imprimir E-mail
Catedral

DIARIO DE SEVILLA / 13/7/2017

J.P

La Comisión Provincial de Patrimonio aprobó en su reunión de este miércoles los trabajos de mantenimiento y restauración en la bóveda de la Inmaculada de la Sala Capitular de la Catedral y en la urna de plata que cobija el cuerpo incorrupto de San Fernando. Además, el órgano dependiente de la delegación territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, informó favorablemente sobre el proyecto de intervención de urgencia y conservación en el rótulo cerámico nominativo de la calle Córdoba y una actuación de urgencia en el forjado del claustro del convento de Santa Clara.


La bóveda de la Sala Capitular de la Catedral, y los dieciséis relieves que la componen, fechados en el siglo XVI, presentan un buen estado de conservación general, pero se han detectado aperturas de las juntas de los bloques que conforman los relieves, y una notable acumulación de polvo que, además de presentar un problema estético, absorbe el vapor de agua del ambiente cuando los valores de humedad relativa ascienden, y lo traslada posteriormente al soporte pétreo, según informó Patrimonio. La intervención que se pretende se dirige sobre todo a la consolidación, la inspección de la estabilidad de los relieves, la retirada de la suciedad superficial depositada sobre los mismos, la adecuación o reposición de morteros de las juntas y la corrección de desajustes cromáticos que supongan una inadecuada visualización de los relieves.

En cuanto a la intervención en la urna de San Fernando, situada en la Capilla Real, una de las principales obras que alberga la Catedral y de las más importantes de la orfebrería barroca sevillana del siglo XVII realizada por Laureano de Pina, presenta un deficiente estado general de conservación por la acumulación descontrolada de polvo mezclado con restos de productos de limpieza de la plata de tipo agresivos; alteraciones en la lámina de plata y deterioro en las cresterías, desajustes en los ensambles que rematan la obra y algunas fracturas en los elementos estructurales y decorativos que la componen, así como fragilidad y descohesión debido al necesario reapretado de los elementos de anclaje y sujeción. La intervención, que será llevada a cabo por Orfebrería Marmolejo, propone un tratamiento de conservación general que tendrá como principal objetivo la preservación del bien original, pero sin olvidar la funcionalidad de la obra y la necesaria mejora de su composición estética para conseguir una lectura correcta de la misma.

 
Informacion