promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

06

Sep

2017

LA FALTA DE MANTENIMIENTO OBLIGA A REPARAR LA ENTRADA DEL PABELLÓN DEL FUTURO PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 19/7/2017

MANUEL RUESGA

La falta de mantenimiento obliga a reparar una de las entradas del Pabellón del Futuro que durante la Exposición Universal de 1992 fue utilizada para el acceso del público. A la vez que los operarios realizan las obras necesarias para reformar el edificio que será el Archivo General de Andalucía a finales de este año, la Consejería de Hacienda y Administración Pública intervendrá en unas semanas en unos pasillos formados por unos lucernarios lineales que permitían la entrada de luz natural y disponían un circuito de agua a modo de cascada.

En la memoria de este proyecto -que complementa a la reforma parcial del Pabellón del Futuro- se detalla que el entorno de esa entrada se encuentra totalmente degradado por la falta de mantenimiento. Las principales patologías detectadas por los arquitectos son el deficiente estado de pavimento existente (tanto en zona de vinilo como en la de vidrio); marcos y cercos de arquetas en mal estado (oxidación profunda); mal estado del sistema de recirculación de aguas, bomba y circuito; humedad y filtraciones en varias zonas; desprendido de revestimientos en paredes, formado por aplacado de pizarra y calizas, vidrios y espejos; vidrios de cascadas de agua en mal estado y estructura con oxidación generalizada y muy deteriorada en las zonas inferiores; o el deficiente estado del falso techo de chapa lacada.

LOS LUCERNARIOS DE LA EXPO DEL 92 SERÁN SUSTITUIDOS POR UNOS BANCOS FIJOS
La falta de mantenimiento durante estos últimos años también ha provocado filtraciones en la junta de dilatación y en el canalón de fibra de vidrio; un deficiente estado del pavimento exterior, tanto de madera como de ladrillo visto y chino lavado, con presencia de verdín y crecido de hierbas; mal estado de la estructura metálica de la caja del ascensor, existencia de oxidación superficial y en la zona de suelo oxidación profunda; un deficiente estado de las instalaciones de iluminación, climatización; y el mal estado del sistema de bombeo de agua para cascada.

Las intervenciones de reparación de todas estas patologías tienen como base de actuación la creación de una cámara bufa y la eliminación de los lucernarios creando en su sustitución unos bancos fijos. Los trabajos en la zona norte del edificio cuentan con un presupuesto de 141.697 euros y durarán tres meses. Dentro de esta actuación, se actuará en todas las zonas afectadas por la humedad mediante la limpieza y la impermeabilización de todos los puntos de entrada de agua.

Mientras arranca la rehabilitación de esa zona, el Gobierno andaluz viene realizando los cambios convenientes sobre el ala norte y parte del ala sur de este emblemático edificio de la Exposición del 92. Se trabaja sobre la mitad norte del inmueble. Lo que corresponde con los pabellones de Medio Ambiente y Energía, aunque prácticamente toda la superficie de sótanos del edificio (incluyendo los pabellones de la mitad sur) serán usados como depósitos documentales, a los que hay que añadir una sala de lectura y una pequeña biblioteca para visitantes e investigadores.

En la planta baja de los dos pabellones se ubicará la entrada principal del inmueble, desde la conocida como la Plaza del Futuro. Este espacio se completaría con el emplazamiento del archivo histórico, talleres de restauración, el depósito de la biblioteca y otros depósitos para documentos más delicados, así como despachos administrativos y salas de reuniones. En la planta superior del Pabellón del Futuro, que cuenta con menos superficie y se encuentra abierta a la inferior, se instalarán salas técnicas y algunos usos más anexos al archivo, como salas de informática y reprografía.

Las obras de esta primera fase cuentan con un presupuesto de 2,2 millones de euros. El documento técnico refleja que los trabajos se centrarán en la adecuación de toda la planta del nivel del canal creado para la Expo del 92 en la Isla de la Cartuja para ubicar allí 18 depósitos del Archivo General de Andalucía. El proyecto incluye la creación de una estructura de pasarelas que soporta la zona expositiva y en donde se expondrán algunas de las piezas que conformaron este pabellón durante la muestra universal. A este espacio expositivo se accederá desde la Avenida Matemáticos Rey Pastor y Castro, cercana a Isla Mágica. El diseño busca respetar la esencia del edificio, ya que sólo se eliminarán las escaleras mecánicas exteriores.

 
Informacion