promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

22

Jun

2009

La justicia da la razon a la Macarena y el estado deberá abonarle la subvención PDF Imprimir E-mail
La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid acaba de fallar a favor de la Hermandad de la Macarena en lo referente al recurso contencioso administrativo que, en 2006, presentó al serle revocada la subvención que le fue concedida en 2004 por el Gobierno, y que ascendía a 1.116.000 euros.
Esta decisión supone un paso muy importante no sólo para la corporación de San Gil, sino por lo que significa en cuanto al motivo por el que le fue concedida dicha subvención, proveniente, en su momento, de la comisión mixta de colaboración entre el Ministerio de Fomento y el de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aznar en 2004.
Esta subvención se había solicitado en base a las partidas que se detraen para fines culturales -el uno por ciento- de los contratos de Obras Públicas del Estado, siéndole otorgado el 3 de febrero de 2004.
El catedrático de Derecho Administrativo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla, Alfonso Pérez Moreno, ha sido el encargado de llevar todo el caso a la Hermandad de la Macarena, precisando que se trata de «una sentencia ejemplar, muy estudiada, minuciosa y detallada».
El fallo, al que ha tenido acceso ABC de Sevilla, estima el recurso contencioso-administrativo por la hermandad contra la resolución dictada el 23 de febrero de 2006 por la Subsecretaría del Ministerio de Fomento, desestimatoria del recurso de alzada interpuesto contra la resolución dictada el 30 de septiembre de 2005 por la Subdirección General de Gestión y Ayudas, Subvenciones y Proyectos del mismo Departamento.
«Debemos declarar y declaramos -continúa- que dichas resoluciones no son ajustadas a Derecho y, en consecuencia, las anulamos, declarando que la Hermandad recurrente tiene derecho a que se haga efectivo y ejecutivo el acuerdo de 3 de febrero de 2004 de la comisión mixta (...), para lo cual deberán llevarse a cabo las actuaciones tendentes a su ejecución, condenando a la Administración demandada y competente a estar y pasar por ello».
El letrado Alfonso Pérez Moreno señaló que aunque «ciertamente existe la posibilidad de presentar un recurso de casación por parte del Estado ante el Tribunal Supremo», es de la opinión de que, «habida cuenta de la contundencia y lo detallado de la sentencia -unos 15 folios-, se nos volvería a dar la razón».
Por su parte, Juan Ruiz Cárdenas, hermano mayor de la Esperanza Macarena mostró ayer a ABC de Sevilla su satisfacción por esta sentencia. «Era algo que no nos esperábamos ahora. Es de una importancia tremenda esta sentencia, que nos va a permitir seguir adelante con los proyectos que tenemos de reformas, en este caso, aparte de la ampliación del Museo, la rehabilitación de la casa hermandad. Ya lo dije en su momento, la Esperanza nunca tiene prisa».
Y es que la Hermandad de la Macarena se encuentra ahora con un dinero muy importante que se suma al millón de euros de la Caja del Mediterráneo y a los 300.000 euros concedidos por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla. En total, 2.416.000 euros.
¿Prórroga?
Esta circunstancia abre un nuevo panorama en la hermandad, toda vez que cabría la posibilidad de que el actual hermano mayor, a pesar de que en noviembre habrá elecciones, solicite una prórroga. En este sentido, Juan Ruiz declaró que «ya dije en su día que me iría estuviesen o no terminadas las obras del Museo», si bien reconoció que esta nueva tesitura le coge de sorpresa.
Lo que parece claro, por las fuentes consultadas por este periódico, es que lo preceptivo sería que sí se procediese a esa prórroga, ya que existe una «obligación moral y responsabilidad de ampliar su mandato hasta cobrar el dinero y ejecutar la obra para evitar problemas burocráticos». En todo caso, Ruiz Cárdenas se sigue ratificando en su intención de irse en noviembre.
 
Informacion