promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

11

Sep

2017

LA ETERNA DISPUTA DE EL PUMAREJO PDF Imprimir E-mail

CORREO DE ANDALUCÍA / 5/9/2017

A. GARCÍA

Las quejas vecinales por el estado deplorable de la plaza de El Pumarejo no cesan. No aguantan las peleas diarias, el consumo de alcohol y drogas en la plaza perteneciente al Casco Antiguo de la ciudad de Sevilla, que «se ve estropeada por la incesante llegada de indigentes a la zona», explican los vecinos. Al respecto, ya han conseguido el apoyo del portavoz de Ciudadanos, Javier Millán, que tras el último suceso el pasado sábado se pronunció a favor de tomar medidas sociales urgentes. Algo que llevan reclamando los vecinos desde hace años.

El último vecino que ha contactado con este periódico (J.R.A.) ha aclarado que «la llegada de indigentes no cesa y que cada vez hay más». Ha explicado que una de las medidas tomadas por el exalcalde Alfredo Sánchez Monteseirín fue colocar separadores en algunos bancos de la plaza para impedir que durmiesen en encima pero eso no evita la presencia de los indigentes, pues al final «están tumbados en el suelo. Sacan colchones para la siesta y por la noche».

Al respecto de estas manifestaciones, este vecino ha afirmado que «no podemos hacer uso de este espacio público en un entorno de calles estrechas donde hay muy pocas alternativas». Algunos residentes de El Pumarejo llevan años manifestándose contra estas personas aunque saben que «al no tener nada que perder» es difícil actuar socialmente. «Tenemos miedo hasta para cruzar por la plaza porque siempre están peleándose». Ha contado a este medio que «incluso cuando saqué la foto que os he mandado hubo un indigente que se me encaró».

Con respecto a las peleas, la última tuvo lugar el pasado sábado. Un suceso violento entre un hombre y una mujer que son habituales de la zona y que no fue a más porque lo evitaron otros sin techo que se encontraban en la plaza. Ante estos hechos se pronunció el portavoz de Ciudadanos, Javier Millán, que solicitó al Ayuntamiento de Sevilla que dirige Juan Espadas «un plan social y de seguridad para el entorno del Pumarejo sin esperar a que suceda otra desgracia». Los últimos incidentes, calificó el portavoz, «reflejan, una vez más y son demasiadas, la situación de inseguridad que tienen que soportar los vecinos de la zona en su día a día».

Por último, recordó Millán que hace un año instaron al Ayuntamiento a tomar medidas en un asunto de sensibilidad social que los vecinos llevan años denunciando, con problemas de convivencia, seguridad y limpieza. Ante los hechos que siguen sucediendo, lamentó el portavoz que «el gobierno local dirigido por Espadas no haya tomado medidas y que siga todo igual para la desesperación de los residentes y transeúntes del barrio».

 
Informacion