promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

13

Sep

2017

EL AYUNTAMIENTO ES EL CAMAROTE DE LOS HERMANOS MARX PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 25/7/2017

ALBERTO GARCÍA REYES

—Llevamos dos años de gobierno de Juan Espadas y usted ha sido uno de sus principales apoyos. ¿Qué balance hace?

—Todo se resume en una frase: dos años perdidos. La ciudad sigue dormida, sigue estancada y no hay proyecto de ciudad, que es lo más lamentable. Y eso hay que unirlo a que gran parte de la corporación, me refiero al PP, ha estado todo este tiempo centrada en sus cuitas internas. No se ha preocupado de la ciudad, no está pensando en ciudad, está pensando en partido. Eso ha coincidido con un gobierno que es el camarote de los hermanos Marx y que yo he calificado como el gobierno de la triple i: incompetente, incapaz e incumplidor. Hablando de nosotros, hemos sido capaces de plantear un modelo diferente de oposición, lo que se llama una oposición útil. Hemos apoyado los presupuestos a cambio de ciertas cosas que queremos que se hagan y otras que esperamos que se cumplan. Me refiero a la bajada de IBI. Nuestro apoyo al presupuesto va asociado a una bajada del IBI y ahí quiero ver al alcalde.
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads

—¿Si no lo cumple no volverán a apoyarle?

—Si no lo cumple, va a incumplir con la ciudad de Sevilla, porque es un compromiso público firmado, y con nosotros que no cuenten para el próximo presupuesto.

—Ustedes a veces le dan la mano al PSOE y a veces se la niegan. ¿Quieren entrar en el gobierno durante este mandato o eso está descartado?

—Nosotros siempre vamos a apoyar iniciativas que vayan en bien de la ciudad, sea con este alcalde o con otro. Para que Ciudadanos transforme e impulse la ciudad tiene que estar en el gobierno de Sevilla y yo quiero estarlo, trabajo todos los días para eso, pero no voy a estar a toda costa. Estaremos a partir de las próximas elecciones municipales porque estoy convencido de que vamos a tener más fuerza.

—¿Prefiere con el PSOE o con el PP?

—Evidentemente, el mapa electoral de Sevilla no va a dar para mayoría absoluta de nadie y estoy convencido de que el próximo gobierno de Sevilla va a ser de coalición y de que Ciudadanos va a estar ahí.

—Usted se ha mostrado muy hostil con Participa e IU.

—El alcalde ha dicho que tiene como socios preferentes a los que le dieron la alcaldía y nosotros tenemos eso muy presente. Es más, sospecho que en los próximos meses vamos a ver una deriva hacia esos partidos.

—¿Pero Ciudadanos está con Espadas o en contra?

—Es perfectamente compatible el apoyo en grandes proyectos y la crítica dura en otras cosas. Lo que no vale es la oposición del no por el no, que es lo que ha hecho el PP. Es muy llamativo que tres concejales que acabamos de llegar hayamos liderado la oposición frente a concejales que llevan 16 años en la corporación. Me refiero a que hay concejales que desde que eran chicos, desde que echaron los dientes, están en el Ayuntamiento, por lo que tienen una experiencia de la que nosotros carecemos. Pero frente a eso, creo que nosotros aportamos frescura, ilusión y sobre todo mochila limpia. Y sobre todo un camino de vuelta y una tranquilidad enorme de espíritu porque en la medida en que finalice esta etapa, que para mí es transitoria, tenemos un camino de retorno sin puertas giratorias, con una profesión que nos está esperando. Creo que eso es una ventaja porque me da libertad. Comprendo que el que sólo tiene la política como única opción vital, eso le limita en gran medida.

«Estoy convencido de que el próximo gobierno de Sevilla va a ser de coalición y de que Ciudadanos va a estar ahí»
—Ha dicho antes que Ciudadanos entrará en el gobierno. ¿Con quién prefiere aliarse, con el PSOE o con el PP?

—Habrá que esperar a ver lo que dicen los sevillanos. No miramos con quién, sino para qué. Nosotros vamos a pensar siempre en Sevilla porque para eso estamos aquí, si pensáramos sólo en nuestro partido estaríamos en la vieja política. La lluvia fina tiene que ir calando y conforme va pasando el tiempo la gente tiene claro que Ciudadanos es el partido central de este país.

—Vale, usted es de centro, pero ¿de qué lado duerme, del izquierdo o del derecho?

—Yo soy de centro. Creo que esta ciudad ha vivido una decadencia en la alcaldía desde Soledad Becerril. He vivido con ilusión cómo esta ciudad le dio 20 concejales al PP y he vivido con enorme decepción cuál fue el resultado de esos años de gobierno de Zoido. Me considero de centro, he votado a un partido y a otro, y creo que ahí es donde está la inmensa mayoría de los ciudadanos de esta ciudad.

—¿Ha votado al PP y al PSOE?

—En diferentes convocatorias electorales he votado a los dos, sí, pero repito, desde Soledad Becerril y Manuel del Valle ha habido un proceso de decadencia en la alcaldía de Sevilla.

El portavoz municipal de Ciudadanos con el alcalde Juan Espadas
El portavoz municipal de Ciudadanos con el alcalde Juan Espadas- ABC
—¿Incluyendo a Espadas?

—Sólo hay que darse una vuelta por la calle para ver los barrios abandonados, las calles sucias... Los árboles se nos caen, los ciudadanos están en peligro permanente, no ha habido impulso de ningún proyecto y no sabemos cuál es el modelo de Espadas.

—¿Cuál es el modelo de Millán?

—Nuestro modelo apuesta por diversificar la economía, no todos los huevos en el turismo, rebaja fiscal, facilitar que esta ciudad sea más competitiva para la inversión... Y dos proyectos fundamentales: retención o atracción del talento para que no se nos vaya y la lucha contra la exclusión social y la pobreza infantil. Me aterra que en Sevilla haya tres de los barrios más pobres de España, un cinco por ciento más de pobreza. Ésta es la quinta capital de España con más pobres del país. Eso es aterrador.

—¿En qué área defiende al gobierno y en qué área lo machacaría?

—En Movilidad hay un suspenso sin paliativos de este gobierno. El plan de movilidad va con retraso, el tranvía está paralizado, la red de aparcamientos en los barrios ni está ni se le espera... Y creo que Juan Manuel Flores en Bienestar Social está poniendo un poquito de sensatez.

«Me aterra que en Sevilla estén tres de los barrios más pobres de España y que sea la quinta capital más pobre del país»
—Dígame la verdad: ¿cree que alguna vez saldrá adelante un proyecto en esta ciudad?

—La Gavidia es un ejemplo magnífico de cómo este alcalde no tiene proyecto de ciudad. Nos convoca a los portavoces para decirnos que iba a hacer algo que no sabía si iba a ser un concurso de ideas, sino abrir una convocatoria para ver qué proyectos entran y entonces se decide cuál es el mejor y a continuación se adapta el planteamiento. Es decir, empieza la casa por el tejado. Un alcalde responsable habría analizado qué necesitan los vecinos de la zona y qué necesita la ciudad. Dedico, priorizo y a continuación ejecuto y busco inversores. Lo ha hecho al contrario. Según lo que me ofrezcan, adapto el planeamiento porque me quiero quitar la patata caliente y que no me acusen en las elecciones. Yo creo que Espadas es un hombre muy trabajador, pero que no es capaz de tirar del carro de la ciudad. Y creo que le falta algo de equipo, este gobierno está sobrepasado, no da más de sí, los barrios están abandonados y es un clamor que se tarda meses en poder hablar con un concejal de distrito. Este alcalde no ha hecho nada, va a pasar sin pena ni gloria. Yo no digo que sea irresponsable, pero los resultados no son buenos. Creo que al ciudadano llega un saldo muy corto. No está impulsando transformaciones en la ciudad. Sevilla lleva dormida 20 años, estamos perdiendo competitividad a chorros. Málaga y San Sebastián nos han sobrepasado ya por la derecha y por la izquierda. Y aquí no se mueve nada.

—¿No cree que la gente está harta de los políticos?

—Muchísimo. Yo también estaba harto de los políticos, pero ahora comprendo ciertas claves. Ser político, si te lo crees, es duro, no es tan maravilloso como se pueda pensar.

«Yo también estoy harto de los políticos»
—¿Está bien pagado ser político?

—En Sevilla, la responsabilidad que tiene un alcalde no va en consonancia con su retribución. El alcalde de la cuarta capital de España no puede cobrar menos que un concejal de la provincia. Estamos pagando los platos rotos del despiporre.

—¿Qué le parece Beltrán Pérez como candidato del PP?

—No me meto en las cuestiones internas del PP. Espero que de una vez por todas se centre en la ciudad de Sevilla porque Sevilla no puede esperar. Vamos por el cuarto portavoz en este mandato.

—¿Usted será el candidato de Ciudadanos?

—Javier Millán quiere ser el candidato y trabaja todos los días por ello, para ser candidato y para ser alcalde, pero estaré a resultas de lo que ocurra en las primarias de mi partido. Lo que sí digo es que quiero ser alcalde de Sevilla.

 
Informacion