promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

19

Sep

2017

PINTA Y COLOREA FRENTE AL OLVIDO PDF Imprimir E-mail

CORREO DE ANDALUCÍA / 18/9/2017

MARIO DAZA

Hace ya varias semanas, casi un mes, que los miembros de la asociación de vecinos y comerciantes de San Marcos presentaron un escrito en el distrito Casco Antiguo en el que denunciaban que la nueva señalización turística instalada por el Ayuntamiento omitía información sobre los monumentos más relevantes de esta zona norte del centro histórico. Iglesias como San Marcos, Santa Marina y edificios del siglo XV como el cercano convento de Santa Isabel se quedaban fuera de una cartelería en la que, como indicaba el presidente de la entidad, Yeray Iglesias, sí se incluían otros espacios como el palacio de los Marqueses de la Algaba, «que está a 15 minutos de aquí».

Entonces –mitad del pasado mes de agosto, aproximadamente– mostraron su confianza en que el Consistorio cumpliera con el compromiso verbal que adquirieron el día en que registraron el documento en el distrito. «Pensamos que hay buena voluntad por su parte», señaló en ese instante Iglesias, principalmente porque los propios responsables locales «se sorprendieron también del descuido de Movilidad». Pero lo que parecía un descuido con fácil solución ha acabado por eternizarse sin que el gobierno municipal haya puesto remedio a la situación. Un hecho que ha empujado a estos vecinos a agudizar el ingenio y a idear una solución alternativa que, aunque de forma simbólica, evita que su reclamación caiga en el olvido.

Este fin de semana, y ante la ausencia de una respuesta clara por parte de la administración, la asociación ha elaborado con sus propias manos un par de carteles caseros, realizados en cartulina de color rojo, que imitan a las banderolas colocadas por el Ayuntamiento en esta nueva señalización. En ellas han escrito con rotulador los nombres de algunos de los monumentos de la zona obviados por Movilidad, como las iglesias de San Julián, San Marcos o Santa Marina y el convento de Santa Isabel. Así, en la señal que está situada en la intersección de las calles Bustos Tavera y Doña María Coronel puede leerse la dirección y la distancia a pie de estos cuatro edificios patrimoniales. O mejor dicho, podía leerse, porque a las pocas horas de su colocación las indicaciones fueron retiradas.

«Hace varios días, un grupo de gente de la asociación pasamos por la señal y vimos que aún no habían atendido nuestra propuesta. Entonces pensamos en hacer esta cartelería para echarle una mano a la administración, aunque fuera de forma provisional, mientras colocaban los carteles auténticos», cuenta Iglesias. Lo hicieron convencidos de que «las cosas si no se recuerdan caen en el olvido». Por eso pensaron en esta queja «divertida y lúdica» que, eso sí, duró menos de lo que se esperaban. «Las pusimos este sábado al mediodía y a las cinco de la tarde nos avisaron de que ya las habían quitado», advierte.

Lo que si quiere dejar claro Iglesias es que esta crítica no está dirigida «a ninguna administración, gobierno local o político en concreto» sino que «va mucho más allá». Para esta asociación, el «ninguneo» que viene sufriendo la zona norte del Casco Antiguo «no deriva de estos años sino que viene de hace tiempo». Ahora, olvidos como éste no hacen más que confirmar que «la gestión es deficiente de manera general».

Patrimonio «ninguneado»

Este descuido por parte de la administración generó en su momento cierto malestar entre los vecinos de San Marcos, que no entendían cómo «una parte tan importante del patrimonio de Sevilla» había sido «ninguneada» por la Delegación de Movilidad. «Nada más que hay que ver la iglesia de San Marcos del siglo XIV, el convento de Santa Isabel del siglo XV o un poco más alejada la iglesia de Santa Marina del siglo XIII para darse cuenta de la importancia de los monumentos de los que hablamos», advertía Iglesias.

Esta fue la idea que intentaron transmitir en el documento presentado al Ayuntamiento, indicando que la ausencia de estos monumentos suponía «un perjuicio para la zona y su historia». Desde la asociación también insistían en que el patrimonio es «riquísimo» y que por ello es merecedor de formar parte de las señales. «Por aquí pasó Roma y además contamos con numerosos conventos». A su entender, si se les obvia, estos «no tendrán la visibilidad que por ejemplo sí tiene la Macarena de por sí y que además está incluida en estos rótulos».

 
Informacion