promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

19

Sep

2017

HARTOS DE INDIGENTES EN LA MACARENA PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 17/7/2017

FERNNADO PÉREZ ÁVILA

Indigentes tirados en mitad de la calle durmiendo en colchones, consumo y venta de drogas, robos, amenazas y hasta relaciones sexuales en plena vía pública son algunos de los problemas que padecen los vecinos de las calles de la Macarena más próximas al albergue municipal Miguel de Mañara, ubicado en Perafán de Ribera. La situación está siendo insostenible este verano, época en la que muchas de estas personas sin techo optan por dormir al raso, aprovechando las buenas temperaturas, antes que pernoctar en el albergue.


Esto, sin embargo, trae de cabeza a la mayoría de los vecinos y comerciantes de calles como Juan de Astorga, Don Fadrique y Torrijiano, entre otras. Los vecinos han enviado varios escritos al Ayuntamiento de Sevilla solicitando una mayor presencia de la Policía Local para tratar de controlar la actividad de estos indigentes. En uno de estos escritos, dirigido al alcalde, Juan Espadas, los vecinos explican que los indigentes "roban, compran y venden estupefacientes, amenazan a personas que aparcan y no les dan dinero, hacen sus necesidades en la vía pública y agreden a los vecinos, todo ello ante la pasividad de los responsables del albergue".

La misiva explica que ni la Policía Local ni la Nacional "realizan rondas por el barrio, ni tampoco controles policiales". Aseguran que la zona sufre un "abandono policial", y añade que son los mandos de ambos cuerpos los que no envían a los agentes a reforzar su presencia en este punto de la ciudad. "Por este motivo, el barrio es un foco de venta de droga y hay robos a personas a plena luz del día, daños materiales en viviendas, peleas con armas, agresiones a trabajadores y a profesores de la zona. Los delincuentes comentan que la Policía no va al barrio", de ahí la sensación de impunidad que tienen.


Los vecinos insisten en la necesidad de que haya una presencia policial en una zona que está ubicada a escasos metros del Parlamento de Andalucía. Aseguran que llaman a diario al 092 y que rara vez la Policía acude. En esta última semana sostienen que han llamado en una treintena de ocasiones sin éxito. Por ello, además de los enviados al alcalde, están enviando escritos de quejas a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, al distrito Macarena de la Policía Local, al comisario provincial de la Policía Nacional y al Defensor del Pueblo.

Colchones tirados por la calleColchones tirados por la calle
Colchones tirados por la calle / M.G.
En uno de estos mensajes, recalcan que los indigentes "hacen sus necesidades y vomitan en la calle sin el más mínimo escrúpulo, se drogan, se pelean y beben bebidas alcohólicas que luego tiran y llenan el suelo de cristales e increpan a las muchachas", por no hablar de los malos olores. "Nos sentimos desamparados y desprotegidos ante semejantes individuos". Recientemente ha sido pintada la fachada del centro cívico Hogar de San Fernando y ya hay mendigos orinando y durmiendo apoyados en las paredes recién pintadas.

Los vecinos cuentan con el apoyo de la asociación Martínez Montañés. Aunque esta entidad represente al Polígono Sur, su presidente, Rafael Pertegal, se crió en este barrio. "Nací en la calle Sorda, muy cerca de la muralla, y me da pena y rabia las circunstancias por las que están pasando los habitantes de la Macarena. Si Miguel de Mañara resucitara y viera lo que ocurre en un centro que lleva su nombre, y en sus alrededores, se volvería a morir de vergüenza", apunta el representante vecinal.

 
Informacion