promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

18

Oct

2017

LA GERENCIA DENUNCIA A ANTIQUE POR INVASIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 6/10/2017

MANUEL RUESGA

La Gerencia de Urbanismo ha ordenado a la discoteca Antique que legalice la terraza utilizada durante la época estival ya que no aparece en la licencia solicitada que se encuentra en tramitación. En caso contrario, los dueños del establecimiento nocturno serán multados y deberán adoptar las medidas pertinentes para que esa zona de la Isla de la Cartuja recupere su estado original.

Los técnicos de la Gerencia acordaron requerir a los propietarios de Antique que en el plazo de dos meses (a contar desde el día siguiente al de la recepción de la notificación) legalicen la situación de la terraza acotada en los jardines del antiguo pabellón olímpico de la Exposición Universal de 1992. Otra propuesta que recibió el visto bueno fue apercibir a los dueños de que, una vez transcurrido el plazo concedido y no se legalice ese espacio, se procederá a la imposición de sucesivas multas coercitivas por periodos mínimos de un mes y cuantía del 10% del valor de las obras ejecutadas, que se estiman en 20.000 euros. En todo caso, el mínimo no puede bajar de los 600 euros. La tercera proposición aprobada fue avisar a la propiedad de que si no solicita la legalización o es denegada, "se adoptarán medidas para la reposición de la realidad física alterada a su estado anterior".

LOS DUEÑOS DEL NEGOCIO CUENTAN CON DOS MESES PARA SOLICITAR LA LEGALIZACIÓN DE LA PARCELA
En el informe elaborado por los técnicos de la Gerencia tras la visita realizada a mitad de la semana pasada al establecimiento nocturno ubicado en el número 3 de la calle Matemáticos Rey Pastor y Castro se detalla la existencia de un cerramiento en varios tramos del perímetro de la parcela que delimita la ocupación del espacio libre para uso de terraza de verano conocida como Rosso By Antique. Además, comprobaron la instalación de un contenedor metálico. Estiman que la superficie ocupada y en uso es de aproximadamente 1.700 metros cuadrados. Estas instalaciones no se recogen en la licencia solicitada que está en tramitación.

En el expediente de la sección técnica de licencias e inspección se decreta que las medidas para restituir esta ilegalidad urbanística pasan por solicitar un permiso que cumpla con el Plan General vigente. Los dueños del negocio se encuentran tramitando una licencia para una reforma que consiste en la redistribución y mejoras en la accesibilidad de la discoteca.

Éste no ha sido el único acuerdo aprobado esta semana en las caracolas de Urbanismo. Los dueños de las discotecas Bilindo y Alfonso deberán abonar 32.512 euros al incumplir la orden de retirada de todos los elementos instalados sin licencia en la vía pública y en el interior del parque de María Luisa. La intención era recuperar el aspecto original de la zona, y reparar el mobiliario urbano o pavimentos que se encuentren dañados.

A Bilindo se le ha impuesto una multa por un importe de 19.125 euros por incumplir ese acuerdo del pasado 19 de julio. En el informe realizado por los técnicos, aparecen antecedentes del establecimiento en los que se detalla que la licencia de ocupación tramitada por los dueños del negocio situado en el número 1 de la Plaza de América es válida para 40 mesas y 160 sillas. Sobre disciplina constan infracciones de la vía pública que recibieron el visto bueno en la comisión ejecutiva celebrada el pasado 14 de noviembre, y por la que se ordenó la suspensión del uso de los elementos que ocupan los jardines, ya que no se ajustan a la licencia concedida.

En la última visita realizada por los inspectores de la Gerencia (mitad de junio) comprobaron que en la acera del Paseo de las Delicias hay instalada una plataforma de acceso al establecimiento de unos 30 metros cuadrados que sirve de soporte para publicidad. Además, existe una zona elevada con reservados, cabina de disc jockey y barra; otra de uso privativo con bancos de piedra y cojines a modo de sofá; mesas bajas y altas con taburetes; maceteros; y una zona de baile con una estructura formada por luces, sonido y proyectores. La ocupación de los espacios libres llega a los 1.000 metros cuadrados.

Tras realizar un análisis de legalidad, los funcionarios entendieron que la ocupación de la terraza con veladores (y otros elementos) precisa de la obtención previa de una licencia de este espacio; que la plataforma de entrada al local invade la vía pública e incumple la normativa sobre accesibilidad; y que los veladores que no se ajustan a la licencia se exceden en número, dimensiones y posición. Como conclusión, ordenaron la retirada de todos los elementos que ocupan los espacios libres y carecen de licencia, restituyendo al estado original y reparando en caso de que proceda los elementos de mobiliario urbano, pavimentos o cualquier otro que haya podido ser dañado. La multa impuesta viene propiciada por el incumplimiento de la orden.

La multa impuesta a Alfonso es de 13.387 euros y por el mismo motivo. La discoteca cuenta con una licencia de ocupación para 20 mesas, 80 sillas, 14 macetones y un mueble auxiliar. La superficie autorizada es de 94 metros cuadrados. El establecimiento tiene abierta una sanción disciplinaria por la instalación de elementos en la vía pública sin permisos o sin ajustarse a la normativa.

En la visita realizada en esa misma fecha antes del verano, los trabajadores municipales verificaron que existe una plataforma de acceso al local (ubicado en el número 13 del Paseo de las Delicias) delimitada por macetones que ocupa la acera, y se ha realizado un cerramiento perimetral de un espacio de unos 700 metros cuadrados de espacios libres calificados por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como parque urbano. El acuerdo de los técnicos contemplaba la retirada de todos los elementos no autorizados que invaden los espacios libres con la reposición de los elementos y solería que pudieran haber sido afectados por su instalación.

 
Informacion