promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

03

Nov

2017

UN AFORO MÁXIMO DE 1.360 VISITANTES AL DÍA PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 22/9/2017

JUAN PAREJO

Un aforo máximo diario de 1.360 personas, visitas de entre 20 y 30 minutos, un precio de 3 euros y dos posibles escenarios de gestión: el directo, por parte del Patronato del Real Alcázar, o mediante la concesión a un tercero. El Ayuntamiento dio a conocer la semana pasada al consejo de gobierno del patronato del Real Alcázar el Estudio sobre la Sostenibilidad Económica del Proyecto de Visitabilidad de la Cripta del Patio de Banderas, realizado por Cercania Consultores, para seguir adelante con la apertura al público de este excepcional espacio existente bajo el Patio de Banderas. En la reunión se acordó retomar un trabajo que permitirá su explotación cultural, científica y turística.

El proyecto básico para la construcción de la cripta arqueológica en el Patio de Banderas fue redacto por el arquitecto Francisco Reina en el año 2012. Este documento, junto con la memoria de investigación de las excavaciones arqueológicas 2012-2014, dirigido por Miguel Ángel Tabales, son la base del análisis de la viabilidad. El objetivo del proyecto, como se detalla en ambos documentos, es "la construcción de una cripta arqueológica y la recuperación del aspecto previo del Patio de Banderas".

EL ESTUDIO DESCARTA QUE LA SALIDA DEL RECINTO PUEDA CONSTRUIRSE EN LA CASA NÚMERO 16
Toda la intervención, tanto constructiva como museográfica, se plantea "desde una óptica aséptica y de bajo impacto con el yacimiento". Aunque las cifras pueden variar, la intervención integral cuenta con un presupuesto ligeramente superior a los 3,7 millones de euros que se distribuyen entre la obra (54%), la museografía (17%), las instalaciones (16%) y los trabajos arqueológicos (13%).

El informe encargado por el Ayuntamiento descarta que la entrada para visitar la cripta arqueológica se venda conjunta e inseparablemente con la de acceso general al Real Alcázar. El motivo es sencillo, la cantidad de público que puede absorber el recinto arqueológico es muy inferior al del conjunto palaciego. Las limitaciones físicas del recinto sitúan el aforo entre 80 y 90 personas, con un tiempo para la visita de entre 20 y 30 minutos, incluyendo las herramientas interpretativas a desarrollar. El análisis de viabilidad no ha tenido en cuenta si el acceso será continuo o por horas, aunque con una duración de 30 minutos, se fija la capacidad ideal por hora en 160 personas. En cualquier caso, se advierte que el tiempo medio que las personas pasen en el yacimiento podría ser mayor, "aunque lo normal es que el visitante entre en la cripta tras recorrer el Alcázar, que tiene un tiempo medio de visita de 90 minutos, por lo que añadirle más minutos al itinerario completo es complejo".

Imagen panorámica del Patio de Banderas, bajo cuya superficie se encuentra la cripta arqueológica con restos de hace más de dos mil años.Imagen panorámica del Patio de Banderas, bajo cuya superficie se encuentra la cripta arqueológica con restos de hace más de dos mil años.
Imagen panorámica del Patio de Banderas, bajo cuya superficie se encuentra la cripta arqueológica con restos de hace más de dos mil años. / JUAN CARLOS MUÑOZ
La ocupación de la cripta se fija en 7,5 horas en temporada baja (de octubre a marzo) y en 8,5 horas en el periodo de máxima afluencia de turistas (de abril a septiembre). Con todos los condicionantes descritos, la capacidad máxima será de entre 1.200 y 1.360 visitantes diarios, en función de la época del año. El Real Alcázar, según los datos proporcionados por el monumento, tiene una afluencia media diaria de 4.200 visitas. "Por tanto, no podemos vender de forma conjunta una visita que no podremos asegurar al 100% de los que compraron la entrada".

Para calcular el precio idóneo de venta de la entrada para visitar la cripta arqueológica, "uno de los elementos más sensibles en este tipo de análisis", se explica que sólo puede entenderse como una estimación sujeta a factores políticos, culturales o de mercado. En el estudio se fija un precio único que se califica como "medio". Tampoco se han tenido en cuenta los ingresos que se puedan obtener por la celebración de eventos en la sala general de la cripta, la venta de merchandising o la cesión de espacios. El equipo de Cercania Consultores ha realizado un análisis comparativo de otros monumentos, centros de interpretación o elementos patrimoniales, y se ha complementado con un estudio de las ofertas complementarias que ofrecen. "Así podemos obtener un umbral inicial que marque el precio de la visita a la cripta". Uno de los ejemplos es la cripta de la Catedral de Notre Dame, con un coste adicional de 7 euros; o la Catedral de Toledo, con una entrada extra para poder contemplar el museo.

Además de este análisis de mercado, se ha estudiado el precio desde el punto de vista del visitante del Real Alcázar, para obtener la visión conjunta de los turistas que estén interesados en ambas visitas. Según todos estos cálculos se establece una tarifa de acceso a la cripta de 3 euros. "Teniendo en cuenta que el precio actual es de 9,5 euros, incrementado un 33% el ticket medio nos situaríamos en 12,5 euros, una cantidad que está en la media de los elementos analizados". Esta cifra se puede modificar próximamente puesto que el patronato ha propuesto un incremento de 2 euros en la tarifa general. Por lo tanto, el precio global (Real Alcázar y cripta) podría fijarse en los 14,5 euros.

También se compara el importe planteado con la visita al Cuarto Real Alto, cuya entrada es complementaria a la del Alcázar y cuesta 4,5 euros. "La entrada de la cripta sería el 66% de la del Cuarto Real Alto, aunque no son comparables ambos precios ya que esta visita se restringe a 120 personas al día.

FUENTE: Patronato de Real Alcázar. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.FUENTE: Patronato de Real Alcázar. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.
FUENTE: Patronato de Real Alcázar. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. / JUAN CARLOS MUÑOZ
El informe que maneja el Ayuntamiento contempla dos escenarios de explotación. El primero es la gestión directa y completa por parte del patronato, que comercializa, vende y gestiona la visita. El riesgo recaería en este órgano al gestionar las ventas. "Es decir, si hay un incremento en las visitas repercutirá positivamente en su resultado, asumiendo una reducción de rentabilidad en caso contrario". El aforo máximo se sitúa en 589.680 personas al año, y se prevé un escenario con una ocupación "prudente" del 52% (304.604 visitas). De ellos, sólo el 69,1% pagarían la entrada normal, el resto serían gratuitas (residentes). Los ingresos para el primer año de apertura se fijan en 630.326 euros.

El segundo escenario planteado es la gestión indirecta o cesión a un tercero. El riesgo de la gestión recae en el concesionario. El patronato realizará una licitación a cambio de un canon que se cobraría con independencia del número de visitantes. "El estudio se ha realizado para la definición de un margen del 11% para el concesionario según la misma estimación de visitas del escenario anterior". La inversión inicial y la de reposición, así como el mantenimiento, quedarían en manos del patronato. El plazo de la concesión se estima en 25 años. El canon anual se fija en 387.510 euros.

En cuanto a los accesos y salidas de la cripta, se plantea construir la entrada desde el Apeadero, "esto permitirá vincular la cripta al flujo turístico generalizado por el propio Alcázar, puesto que se situaría en la salida del palacio". Se descarta, por contra, la salida por la casa número 16 del Patio de Banderas, por las limitaciones presupuestarias y/o jurídicas que plantea. En su caso, el proyecto contempla la salida de los visitantes por el propio Patio de Banderas, con una infraestructura similar a la de la cripta ya acondicionada.

 
Informacion