promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

03

Nov

2017

SANTA INÉS: UN MONASTERIO LITERARIO Y DE LEYENDA PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 19/10/2017

JESÚS MORILLO

Es cierto que Santa Inés no es el convento más antiguo de la ciudad —Santa Clara, San Leandro y San Clemente, por citar tres, se fundaron antes—, pero quizás ninguno de los catorce de clausura que se conservan en Sevilla tenga el aura literaria y de leyenda que tiene este cenobio situado a la espalda de la Iglesia de San Pedro, en la calle Doña María Coronel.

Esta aristócrata sevillana fue la fundadora de este convento en 1374 y su cuerpo incorrupto se expone cada 2 de diciembre, tras la celosía que separa el coro bajo de la clausura de la iglesia, en una de las tradiciones más clásicas del otoño sevillano, cuyo origen se remonta al siglo XVI.

Doña María Coronel forma parte también de una de las leyendas más famosas de Sevilla: la del aceite hirviendo con el que se desfiguró la cara para librarse del acoso de Pedro I «El Cruel», que anteriormente había decapitado a su marido, Juan de la Cerda, por haberse sublevado contra él, aunque el mito justifica su muerte en la pasión irrefrenable que sentía el monarca por la después fundadora del Convento de Santa Inés.

Doña María Coronel no es el único personaje de leyenda que habitó este cenobio, donde Gustavo Adolfo Bécquer situó una de sus leyendas más celebradas y creó uno de sus personajes más recordados: Maese Pérez el organista, razón por la cual en más de una víspera de Todos los Santos se han realizado actos recordando y celebrando este texto.

Menos conocido es el capítulo que le dedica Joaquín Romero Murube en el libro «Discurso de la mentira» (1943), en el que sitúa en Santa Inés unos recuerdos infantiles «verdaderos o inventados», que, junto a los anteriores, «son ejemplos significativos de la presencia del convento en el patrimonio histórico y cultural de Sevilla».

Participan en esta entrega Carlos Amigo Vallejo, Alfonso Pleguezuelo, Jacobo Cortines y José Luis Mauri
Esta ilustrativa cita forma parte del texto que ha escrito el poeta, ensayista y traductor Jacobo Cortines para la quinta carpeta de la obra «Lugares de paz y oración», que edita la Orden de Caballeros de San Clemente y San Fernando y que está dedicado al Real Monasterio de Santa Inés.
La carpeta, que coordina el presidente-regidor de la orden, Antonio María González-Pacheco, se presenta hoy a las 19.30 horas en la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría.

Al igual que las carpetas editadas anteriormente y dedicadas a los monasterios de clausura de Santa Inés, Santa Paula, Las Teresas y Madre de Dios, la que se centra en Santa Inés cuenta con textos de teólogos y especialistas en diferentes disciplinas para ofrecer una visión global de este cenobio, desde su naturaleza de lugar de oración y vida contemplativa, a sus relaciones con el patrimonio, la arquitectura, el arte o la literatura.

«La luz del compás»

Así, esta carpeta, de una tirada limitada y numerada de 250 ejemplares, cuenta con las aportaciones del cardenal arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo; el catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla, Alfonso Pleguezuelo; el mencionado escritor Jacobo Cortines; y el pintor José Luis Mauri, autor de tres obras originales realizadas para esta edición.

Esta iniciativa de la Orden de San Clemente y San Fernando pretende apoyar a los «monasterios de vida contemplativa y suscitar en la sociedad sevillana e instituciones que merece la pena acercarse a la luz del compás y el silencio de la vida monástica y de estos centros de espiritualidad, para que provoque admiración y deseo de acercamiento a Dios. Se pretende ofrecer una visión artística y literaria de los monasterios y los conventos de la Archidiócesis de Sevilla. Lo hemos llamado "Hortus Conclusus", que significa jardín escondido, que hace referencia a lugares de paz y oración», explica González-Pacheco.

Sobre Santa Inés, el presidente-regidor de la orden reconoce que es uno de los de «más carga histórica y literaria», habitado por clarisas franciscana y «con una tradición muy conectada con la ciudad de Sevilla, con una especial situación y relevancia».

 
Informacion